Cómo ser amigo de Dios

amigodedios “Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.”
Santiago 2:23

No hay nada más importante que tener una buena relación con el Dios eterno.
Vamos a ver en la Biblia para ver lo que Dios tiene que decir acerca de esto.

¿Por qué es importante ser amigo de Dios?  Debido a que Dios es nuestro creador – toda vida viene de Él.  Moisés dijo:

A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia; amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él; porque él es vida para ti, y prolongación de tus días; a fin de que habites sobre la tierra que juró Jehová a tus padres, Abraham, Isaac y Jacob, que les había de dar.
(Deuteronomio 30:19-20)

Dios “da vida a todas las cosas” (1Timoteo 6:13).  Dios también es amor (1Juan 4:16).  ¿No cree que es importante estar cerca de la fuente del amor y de la vida?

Dios se ha dado a conocer a nosotros en su Palabra, la Biblia.  Él nos ha mostrado Sus pensamientos, Sus deseos, Sus atributos…Usted probablemente ha escuchado algunos de los mandamientos de Dios.  Por ejemplo: Los diez mandamientos
  • Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. (Mateo 22:39)
  • Amarás a tu prójimo como a ti mismo. (Mateo 22:39)
  • No hurtarás. (Éxodo 20:15)
  • Honra a tu padre y a tu madre. (Éxodo 20:12)

Pero nadie ha obedecido todas las leyes de Dios.  Y para llegar a la perfección de Dios, debemos obedecerle perfectamente.

Como dice la Biblia en Romanos 3:23 …por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios.  Y en Santiago 2:10 – Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos.

Si usted ha visto lo que sucede en el mundo, sabe que todos estamos haciendo a un lado la verdad acerca de Dios, y seguimos nuestros deseos egoístas.  Por eso dice en Romanos 1:18:

Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad

Todos enfrentamos el juicio de Dios (Hebreos 9:27).  Y él es un buen juez.  Un buen juez nos juzgará culpable de violar la ley.

Pero si yo soy culpable – ¿cómo puedo ser amigo de Dios?  ¿Cómo puedo tener la vida y el amor?

Enviado al mundo... Dios envió a su Hijo, Jesucristo, para hacer algo que nunca podríamos hacer.  Jesús fue Emanuel – Dios con nosotros – Dios en la carne (Mateo 1:23; Hebreos 1:6-8; Isaias 9:6).  Jesús obedeció perfectamente la ley (Hebreos 4:15).  En las palabras del Apóstol Pedro:

…el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca; quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente.
1Pedro 2:22-23

Jesús nació para salvar a su pueblo de sus pecados (Mateo 1:21).  Tomó la ira de Dios sobre sí mismo, cuando murió en una cruz romana hace 2000 años.  Pedro sigue diciendo:

quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.
(1Pedro 2:24)

Pero Jesús no se quedó en la tumba.  ¡Él resucitó!

Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras…
(1Corintios 15:3-4)

¡Jesús vive!


¿Por qué es todo eso importante para mí?  Aquí es el punto.  Ahora, porque Jesús pagó por sus pecados, puede tener perdón de pecado.  Escuche lo que el Evangelio de Juan en la Biblia dice acerca de Jesús:

En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.
A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;
los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.
(Juan 1:10-13)

Aquellos que reciben a Jesús – que creen en Su nombre – han nacido en la familia de Dios.

¿Creer?  ¿Recibir?  ¿Qué significa todo esto?

Aquellos que creen en su nombre son los que reconocen quién es.  Él es el Mesías – el Señor – nuestro Salvador.  Él murió en nuestro lugar.¿Creer?  ¿Recibir?  ¿Qué significa todo esto?

La Biblia a menudo usa dos palabras para describir nuestra reacción necesaria para las buenas nuevas (el Evangelio) de Jesús.

Arrepentimiento:  ¿Va a admitir que ha pecado?  ¿Reconoce usted que Dios es nuestro Creador y Señor, y que él debe obedecer?  ¿Va a dejar el pecado atrás y optar por ser un amigo de Dios en su lugar?  Marcos 1:14-15; Hechos 3:19; Hechos 17:30)

Fe:  ¿Usted cree que Jesús es Dios en la carne?  ¿Cree que Él obedeció perfectamente la ley de Dios, y murió, y resucitó?  ¿Entiende que no hay nada que usted pueda hacer para ganar Su favor – que lo ha hecho todo para usted?  ¿Está usted dispuesto a confiar en Él con su vida – y su eternidad – por completo?  (Romanos 9:16; Romanos 10:9; Efesios 2:8-9; Romanos 6:23)

Si es así, clame a Dios por el perdón (Hechos 2:21).  Ponga su confianza en Jesucristo.  “Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.”

En la Biblia, Abraham es llamado el amigo de Dios (Santiago 2:23).  Vamos a ver que dice la Biblia sobre la fe de Abraham, y como Dios perdona al pecador.

Y se cumplió la Escritura que dice: “Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia”, y fue llamado amigo de Dios.

Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda; mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia.
(Romanos 4:4-5)

¡Alabado sea Dios, el que justifica al impío por medio de Jesucristo!

Si su fe es únicamente en Jesús, ¡dígaselo a alguien!  Lea en la Biblia diariamente para aprender más de nuestro Dios todopoderoso.  Hable con Dios, como a un amigo y su Señor y Salvador.  Y busque otros creyentes, para que puedan alabar a Dios juntos y aprender más acerca de Él.

Anterior Siguiente