Consejo contra Jesús

juisio[1]

Y los principales sacerdotes y todo el concilio buscaban testimonio contra Jesús, para entregarle a la muerte; pero no lo hallaban.

Marcos 14:55

Jesús ante los acusadores religiosos

La acusación de Blasfemia

Textos Bíblicos : Mateo 26: 57-68 ; Marcos 14:53-72; Lucas 22:54-71; Juan 18:12-24.

La gran prueba que el Maestro estaba empezando a pasar era suficiente “Para agotar físicamente a cualquier hombre” ,turbar su mente,agotar sus emociones, y hacer pedazos su alma, “Pero Jesús salió de esta prueba con la frente en alto y el espíritu tranquilo.

Los Evangelios relatan dos partes del juicio de Jesucristo.

1. El juicio eclesiástico

2. El juicio civil

Llevaron a Jesús a la casa de Anás (Juan 18:13-14). Anás no era el Sumo Sacerdote, sino el primer de una dinastía sacerdotal, Su yerno, Caifás, era el Sumo Sacerdote en funciones, pero Anás era quién tenía la autoridad Se supone que era el que controlaba el aspecto comercial del culto en el Templo, y lo que más le preocupaba eran los ataques del Señor contra sus negocios. Cuando se entrevistó con Anás, Jesús rehusó darle información sobre sus discípulos, o el discutir puntos doctrinales.

Uno de los oficiales golpeó a Jesús en el rostro por esa actitud. Entonces Anás, frustrado, ordenó que lo llevasen a Caifás, quien esperaba su turno en las dependencias del Templo.

Caifás examinó primero al detenido, con la intención de formular un cargo de qué acusarle ante el Sanedrín en la mañana. (Mateo 26:57-65 : 27:1)

Según la ley, el Sanedrín no podía reunirse antes que el sol saliera.

Es probable que un grupo haya estado allí para servir de testigos después.

Esos testigos aseguraron que habían oído a Jesús decir que iba a destruir el Templo, Sin embargo, sus testimonios eran contradictorios y fue preciso rechazar esa acusación.

Entonces Caifás tomó la palabra y le pregunto a Jesús: “¿Eres tú el Cristo, el Hijo de Dios?” Sin vacilar, Cristo respondió, “Tu lo has dicho” Para el Sumo Sacerdote, esta era una blasfemia. Rasgando sus vestidos como señal de insulto personal, pidió una decisión del Sanedrín, la gran mayoria acordó que Jesús debería morir. Habían decidido que no debían permitir a ese hombre divulgar sus doctrinas entre el pueblo. Su muerte estaba ya decidida.

Cuando amaneció se declaró abierta la sesión del Sanedrín y se determino una vez por todas acabar con Jesús lo antes posible.

Este juicio eclesiástico violo muchas leyes.

a) Muchos no tenían derecho a ser parte del jurado, por colaboraciomismo con Judas

b) Para ser una persona condenada hacían falta dos testigos presenciales.

c) El juez Caifás era también un acusador

d) El juicio fue en una hora ilegal

e) En estos casos según la ley no se podían celebrar ni en Sábado ni en fiestas importantes como la pascua.

i) No se espero veinticuatro horas exigidas por la ley, antes de la sentencia.

No hay duda de que los sacerdotes y los escribas estaban dispuestos a terminar con Jesucristo.

En esa época habían muchos que se decían ser el Mesías, generalmente los consideraban como fuera de sí, y no les hacían el más mínimo caso Pero en el caso de Jesús el odio fue tan grande que lo querían matar.

Los judíos no les gustaba poner en manos de los romanos sus asuntos legales, pues los despreciaban el problema para el Sanedrín era que no tenia poder para sentenciar a Jesús a muerte. (Juan 18:31), por eso debían buscar a Pilato para poder eliminar a Jesús.

Por esta razón lo acusaron también de traición contra Roma y lo llevaron ante Pilato para la sentencia final.

El Juicio Civil de Jesús: La Acusación de Traidor

Textos Bíblicos: Mateo 27:11-26 ; Marcos 15:2-20; Lucas 23:2-25 ; Juan 18:29- 19:16

Pilato gobernador de Judea en Jerusalén estaba en el Pretorio y allí le explican las causas los sacerdotes y los escribas acerca de Jesús.

La acusación era “A éste hemos hallado que pervierte a la nación, y que prohibe dar el tributo a Cesar, diciendo que él mismo es el Cristo, un rey”

Lucas 23:2. Pilato interrogó a Jesús, quien sin rodeos admitió que El era el Rey de los judíos. La sincera respuesta intrigo al procurador romano.

Pilato era un gobernador experimentado, de otra forma no lo hubieran enviado hacia una región tan inestable como era Judea.

Pilato se dio cuesta que Jesús no era un alborotador de las masas del pueblo.

Y el acusado no tenia apariencias de revolucionario.

Sinceramente el gobernador reconoció que “Ningún delito encuentro en este hombre” Lucas 23:4.

Pero el Sanedrín no estaba conforme con la sentencia y no iban a dejar que Jesús fuese dejado de nuevo en libertad.

Acusaron a Jesús se ser un agitador político en Judea y Galilea,Lucas 23:5.

Las relaciones de Pilato con Roma no eran muy cordiales por aquella época sabia lo que el odio popular podía hacer . Su posición política estaría en peligro si se produciesen desordenes.

Cuando supo que Jesús era de Galilea, decidió enviarlo ante Herodes Antipas bajo su jurisdicción vivía Jesús, y quién, entonces,debería hacerse cargo del caso del acusado, Y hacia el palacio de Herodes enviaron al maestro, Herodes interrogó al Jesús, pero él permaneció en silencio, aquí los guardias trataron a Jesús con despreció, le pusieron un manto de rey,se burlaron de él.

Y luego lo volvieron a enviar de nuevo ante Pilato.

Este tuvo que buscar otra forma de evitar que el acusado fuese maltratado por los sacerdotes.

Procuró calmar a los acusadores azotando a Jesús, que era injusto y cruel pues le podía causar la muerte del detenido, pero ellos pidieron la vida del acusado.

El procurador romano propuso para salir del asunto,cumplir con la costumbre de Pascua de poner en libertad a un preso, ¿Preferirían que soltase a Jesús o a Barrabás, un criminal y asaltante de la región de Judea o al Hijo de Dios.

Pero ellos gritaron:” suéltanos a Barrabás, confundido Pilato, pregunto:

“Que, pues haré con Jesús, llamado el Cristo” Y en el clamor del pueblo se oyó :Que sea crucificado.

La esposa de Pilato, Claudia Prócula, que era convertida al judaísmo, oyó lo que sucedía y envió un aviso a su esposo rogándole que por ningún motivo dejara morir a aquel justo.

Esto confundió más aún a Pilato (Mateo 27:19) . Este reafirmo la inocencia de Jesús y de nuevo propuso azotarle para solucionar el problema, pero la la chusma sedienta de sangre inocente continuaba gritando ¡Crucifícale¡

Entonces Pilato hablo nuevamente con el acusado, esperando encontrar una solución o razón para ponerlo en libertad o entregarlo a sus enemigos.
(Juan 19:8-15).

Hubo un momento cuando pareció que Pilato había decidido finalmente soltar a Jesús, pero entonces los judíos le recordaron sus líos políticos:

¿Por quién te decides, por Jesús o por César (Juan 19:12).

Y al fin, delante del pueblo, se lavo las manos, declarándose inocente de aquella muerte (Mateo 27:24);ordenando a los soldados que azotasen a Jesucristo (Mateo 27:26), y lo entregó en manos de los principales sacerdotes y de los escribas.

El juicio de Jesús fue uno de los acontecimientos más importantes de toda la historia de la humanidad.

Jesús no tuvo ningún resentimiento hacia los judíos ni contra Pilato.

Realmente,sus acusadores fueron los enjuiciados no él.

No se defendió, Cada uno de los que participaron en ese trama sobre el juicio al Hijo de Dios tuvieron que tomar una importante decisión.

Estar a su favor o en su contra.

Síntesis

Durante todo el proceso contra el Hijo de Dios, se encuentra un deseo no de juzgar la culpabilidad o la inocencia del acusado, sino que por todos los medios condenarlo a muerte.

Jesús no se defendió ante los acusadores, porque la hora de la redención había llegado, la hora de Dios para salvar al hombre por mas ruin y bajo que pueda llegar.

Jesús no tuvo una defensa imparcial, un defensor, sus derechos como hombre fueron ignorados.

El sistema sacerdotal deseaba su muerte,porque Jesús ya molestaba a sus conciencias.

Pilato era un hombre que se dejaba influenciar por los demás, este quería dejarlo libre, pero los sacerdotes sabían algo turbio en la vida del gobernador que el Cesar no sabia, y amenazan en delatarlo, claro Pilato vio peligrar su brillante carrera como militar y gobernador, ente el dilema de su vida de riquezas y gloria , o posible degradación social decide entregar al acusado a sus asesinos, Pilato se lavo las manos, Pero ante Dios él fue también su verdugo.

Crucificado y muerto Jesús los sacerdotes durmieron en paz, el que les acusaba a sus conciencias estaba muerto para siempre. Los problemas terminaron para siempre, Pero lo que ellos ignoraban ,es que sus verdaderos problemas todavía no habían empezado. No contaban con la resurrección del Maestro.

el testimonio de los apóstoles, ahora si que tenían un verdadero problema Resumiendo,el juicio al Hijo de Dios fue todo una farsa para desacerse del Justo.

ESQUEMA

Pedro niega a Jesús Mateo 26: 69-75
a). Marcos 14: 66-72
b). Lucas 22: 55-62
c). Juan 18:15-18; 25-27

Jesús ante Pilato Mateo 27:1-2
a). Marcos 15: 1
b). Lucas 23:1-3
c). Juan 18: 28-32

Muerte de Judas Mateo 27: 3-10

Pilato interroga a Jesús Mateo 27: 11-14
a). Marcos 15: 2-5
b). Lucas 23: 3-5
c). Juan 18: 33-38

Jesús sentenciado a Muerte Mateo 27: 15-31
a).Marcos 15: 6-20
b).Lucas 23: 13-25
c).Juan 18:38-19:16

Crucifixión y muerte de Jesús Mateo 27: 32-56
a). Marcos 15:21-41
b). Lucas 23:26-49
c). Juan 19:17-30

BIBLIOGRAFIA CONSULTADA

El Proceso de Cristo de Verónica Aguirre ed. CLIE
Jesús de Nazaret de Joseph Klausn ed. Paidos
(Libro sobre Jesús desde el punto de vista Judío)
Jesús de Nazaret de Günther Bornkamm Ed Sigeme
Jesus de Nazaret : una realidad historica de R.M. Fondevilla AYMÄ editor.
Jesus de Nazaret y los Origenes del Cristianismo de Jose Aleu ed. CLIE
Vida de Jesucristo de James Stalker ed. Caribe
Los Cuatro Evangelios de Ernesto Trenchard ed. Literatura Biblica
Estudio realizado por: Francisco Ramon Paya

Semana Santa El último día de Jesús | Conferencia #6 El Sanedrín y Anás | Armando Alducín

Anterior Siguiente