Devocional 28/09/2018

devocional

+ Lectura y Audio de la Biblia:
El texto bíblico de hoy: 1ª Timoteo cap 1 al 6
1ª Timoteo capítulo 01
1ª Timoteo capítulo 02
1ª Timoteo capítulo 03
1ª Timoteo capítulo 04
1ª Timoteo capítulo 05
1ª Timoteo capítulo 06

Puede leer el texto pulsando aquí

Y los capítulos 1 al 4 de 2ª Timoteo
2ª Timoteo capítulo 01
2ª Timoteo capítulo 02
2ª Timoteo capítulo 03
2ª Timoteo capítulo 04

Puede leer el texto pulsando aquí

+ Banco de cheques de la fe
El banco de cheques de la fe 2011 de C. H. Spurgeon
28 de Septiembre

“Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios.” Hebreos 4: 9.
Dios ha provisto un reposo, y algunos han de entrar en él. Aquellos a quienes fue predicado inicialmente, no entraron por su incredulidad; por tanto, ese reposo queda para el pueblo de Dios. David cantó acerca de él; pero tenía que tocar el tono menor pues Israel rehusó el reposo de Dios. Josué no podía proporcionarlo, ni Canaán podía concederlo: queda para los creyentes.
Vamos, entonces, esforcémonos por entrar a este reposo. Renunciemos al arduo trabajo del pecado y del yo. Abandonemos toda confianza incluso en aquellas obras de las que pudiera decirse: “son buenas en gran manera.” ¿Poseemos algunas de ellas? A pesar de ello, descansemos de nuestras propias obras, lo mismo que hizo Dios de las Suyas. Encontremos ahora solaz en la obra consumada de nuestro Señor Jesús. Todo ha sido cumplido plenamente: la justicia no requiere más. Paz grandiosa es nuestra porción en Cristo Jesús.
En cuanto a los asuntos providenciales, la obra de gracia en el alma, y la obra del Señor en las almas de otros, pongamos estas cargas sobre el Señor, y descansemos en Él. Cuando el Señor nos da un yugo que llevar, lo hace de tal manera que al asumirlo, encontremos descanso. Por fe nos esforzamos para entrar al reposo de Dios, y renunciamos a todo reposo en la autosatisfacción o la indolencia. El propio Jesús es el perfecto reposo, y en Él estamos llenos hasta el borde.
+ Programa de formación Bíblica
7- Hermenéutica
Hermenéutica es la ciencia de interpretar correctamente la Biblia usando el método gramático-historico tomando en cuenta el impacto directo del contexto en el cual se dio la Palabra de Dios. Se sigue la interpretación literal de las palabras sin ignorar las figuras literarias y retóricas, las parábolas, la poesía y la profecía. Provee las herramientas para ser un buen intérprete de las Escrituras.

7- HERMENEUTICAS ESPECIALES

Si bien es cierto que la Biblia debe interpretarse como otros libros y que, por consiguiente, su estudio está sujeto a las leyes de la Hermenéutica General, tenemos también el hecho notable de que, bajo muchos aspectos es un libro que difiere de todos los demás. Contiene muchas revelaciones presentadas en la forma de tipos, símbolos, parábolas, alegorías, visiones y sueños. La poesía de los hebreos es, en sí misma, un estudio especial y, sin familiarizarse con su espíritu y elementos formales, nadie tiene la competencia necesaria para apreciarla o exponerla. ¡Y qué riqueza de lenguaje figurado hallamos en la Biblia! Dice Sir William Jones: «Estoy persuadido de que esta obra, enteramente aparte de su origen divino contiene más verdadera sublimidad, más exquisita belleza, más pura moralidad, historia más importante y tonos más finos de poesía y de elocuencia, que lo que pudiera extraerse de todos los demás libros, sea cual fuere la época o el idioma en que hayan sido escritos».

Además, la Biblia es un libro de texto de religión y su principal valor resalta en el hecho de que es divinamente adaptado para enseñar, para censurar, para corregir y para instruir en justicia (2 Tim. 3:16) . Por consiguiente, es de la mayor importancia saber hasta qué punto pueden inferirse de la palabra escrita estas instrucciones sagradas y el prevenirse contra falsos métodos en la elaboración de doctrina bíblica. Algunos exegetas manifiestan un deseo mórbido de descubrir «montañas de sentido en cada línea de la Escritura Santa» y están constantemente hallando doble significado, alusiones recónditas y revelaciones maravillosas en los pasajes más sencillos. Otros caen en el extremo opuesto y no sólo eliminan las doctrinas de lo sobrenatural sino que hasta rehúsan reconocer algunas de las enseñanzas más claras que se hallan en muchas de sus páginas acerca de lo invisible y lo eterno. No es posible ninguna exposición fiel y permanente del libro de instrucción religiosa sin un concepto sano de la naturaleza espiritual del hombre y de la fe en Dios como el medio de alcanzar una vida y crecimiento religiosos.

También debe observarse que las Santas Escrituras son así como épocas. En estos libros hallamos incorporados biografía, historia, ley, rituales, salmodias, dramas, proverbios, profecías, Apocalipsis y epístolas. Algunos fueron escritos por reyes, otros por pastores y profetas . Un escritor fue cobrador de impuestos, otro era fabricante de tiendas, otro médico. Vivieron y escribieron en varios períodos, algunos de ellos separados por muchos siglos de los otros, como, también, estaban muy distantes entre sí sus sitios de residencia, tales como Arabia, Palestina, Babilonia, Persia, el Asia Menor, Grecia y Roma. En estos libros se reflejan las antigüedades y civilizaciones variantes de diferentes naciones y cuando no se conoce el nombre de un autor, por lo común no es difícil, mediante sus declaraciones o alusiones, descubrir, aproximadamente la época y circunstancias en que escribió. El resultado obvio de todo esto es que la Biblia abarca una gran diversidad de literatura y la mayor parte de ella exige hermenéutica especial en su interpretación.

Es parte notable del oficio de la Hermenéutica Especial enseñar la distinción entre el pensamiento esencial de un escritor y la forma con que está revestido. No poca confusión se ha introducido en la exposición bíblica por haberse descuidado hacer esa distinción. El intérprete fiel y correcto debe compenetrarse del espíritu del autor a quien quiere interpretar. Si quiere entender y explicar a Isaías, no sólo debe transportarse en espíritu a la época en que vivió aquel profeta sino que, también, en alguna medida, debe dejarse dominar por las emociones que el profeta experimentaba al lamentar las abominaciones de su época. Y cuando, por ejemplo, el hijo de Amoz describe a la nación pecadora como enferma de la cabeza y del corazón y declara que «desde la planta del pie hasta la cabeza no hay en ella cosa ilesa sino herida, hinchazón y podrida llaga…» ( Isaías 1: 6) no debemos insistir en el significado íntegro de cada palabra particular. Declaraciones de un tono tan lastimoso, aunque provengan de profetas inspirados, es muy probable que contengan elementos de hipérbole oriental y pueden, a veces, tener los tintes correspondientes al abatimiento del escritor. Ejemplo notable de esta forma de expresión es el lenguaje de Elías en 1 Reyes 19:10 (comp. v. 18) y es probable que otros profetas, aun sin tener que huir por salvar la vida, a veces han expresado la tristeza de sus corazones en un tono análogo. Cuando, en nombre de Jehová, Isaías se declara contra los holocaustos de Israel, calificándolos de abominación (Isaías 1:11‑14) no debemos precipitarnos a la conclusión de que su lenguaje equivalía a una condenación de los sacrificios de animales en general, ni, menos aún, admitir la opinión de que el ritual del Santuario no fuese de ordenación divina. Las palabras de Jeremías (7:21‑26) , han perturbado a algunos críticos, a causa de su aparente contradicción con la historia tal como aparece en el libro del Éxodo. Pero ¿no es cierto que el verdadero sentido de las palabras de Jeremías se entiende mejor cuando reconocemos en ellas, no una declaración prosaica de hechos históricos a entenderse literalmente, sino una explosión apasionada, de inspiración pro­fética, con objeto de hacer resaltar la absoluta falta de valor de los sacrificios cuando se quiere constituirlos en substitutos de la obediencia? La Hermenéutica Especial tiende a descubrir el análisis apropiado y la tendencia de semejante lenguaje emotivo. Es de su incumbencia el darse cuenta, tanto del espíritu como de las formas del lenguaje humano, y el distinguir correctamente entre ellas. En forma análoga debe tratar todo lo que es especial o peculiar de las Santas Escrituras y que, por consiguiente, hace diferencia entre estos escritos y las composiciones humanas.

La Hermenéutica Bíblica es un departamento de la Hermenéutica General y, como hemos visto, busca principalmente la aplicación de los principios generales necesarios a la interpretación de toda literatura. Pero como una parte tan grande de la Biblia está formada por poesía y profecía y contiene tantos ejemplos de parábola, alegoría, tipo y símbolo, es muy propio, al tratar de la ciencia de interpretación bíblica, consagrar mayor espacio a la Hermenéutica Especial que a la General. Las parábolas, alegorías, tipos y símbolos tienen sus leyes especiales y la interpretación histórico‑gramatical debe prestar atención a la forma retórica y al simbolismo profético, lo mismo que a las leyes de la gramática y los hechos de la histo­ria.

Los principios de la Hermenéutica Especial deben colegirse de un estudio fiel de la Biblia misma. Debemos observar los métodos que siguieron los escritores sagrados. Las proposiciones desnudas o las reglas formuladas serán de muy poco valor mientras no se hallen sostenidas e ilustradas par ejemplos que se comprueben por sí mismos. Es digno de notarse que las Escrituras suministran numerosos ejemplos de la interpretación de sueños, visiones, tipos, símbolos y parábolas. En tales ejemplos debemos hallar nuestros principios y leyes de exposición. La Biblia no es un oráculo de Delfos que busque turbar el corazón con declaraciones de doble sentido. Tomada en conjunto y permitiéndosela hablar por sí misma, se descubrirá que la Biblia es su mejor intérprete.

Hermenéutica por M. S. Terry

+ Meditación semanal
En esta semana tendremos algunos pensamientos del Instituto Bíblico Moody
Hechos de la Fé – Instituto Cientifico Moody


+ Música cristiana:
Esta semana podrás escuchar la música de Duo Israel
Mi barquilla
Siempre habra una salida
Sin Él soy nada
Solo Jesús
Alguien Necesario
Amor de Dios
Cerca de Tí
El amanecer
La visión de Jesús
El es el Mesias
Pulsa aquí para escuchar la lista completa

+ El libro de la semana:
Esta semana puedes dispone de un libro cristiano de:
Bobby Jamieson – Oyendo la Palabra de Dios: La predicación expositiva
Puede descarga el libro pulsando en la imagen
la predicacion
+ La película de la semana:
Durante esta semana tendremos:
Película cristiana – Nunca te rindas Dios esta contigo HD

+ Otros recursos gratis

Tu Biblia de regalo, envía tu solicitud pulsando en la imagen
iglfuenlaregalo
Un estudio Bíblico de la vida de Jesús de Nazaret
alcorcon-clase01_Página_01
Un breve curso de 4 lecciones que puedes descargar para conocer más de la Biblia
Lección 1 |Lección 2 |Lección 3 |Lección 4 |