Devocional 07/09/2018

devocional

+ Lectura y Audio de la Biblia:
El texto bíblico de hoy: Mateo cap 11 al 20
Mateo capítulo 11
Mateo capítulo 12
Mateo capítulo 13
Mateo capítulo 14
Mateo capítulo 15
Mateo capítulo 16
Mateo capítulo 17
Mateo capítulo 18
Mateo capítulo 19
Mateo capítulo 20

Puede leer el texto pulsando aquí

+ Banco de cheques de la fe
El banco de cheques de la fe 2011 de C. H. Spurgeon
7 de Septiembre

“Y EN EL LUGAR EN DONDE LES FUE DICHO: VOSOTROS NO SOIS PUEBLO MÍO, LES SERÁ DICHO: SOIS HIJOS DEL DIOS VIVIENTE.” Oseas 1: 10.
La gracia soberana puede convertir a los extraños en hijos, y el Señor declara aquí Su propósito de tratar así con los rebeldes, y hacerlos conocer lo que Él ha hecho. Amado lector, el Señor ha hecho esto en mi caso; ¿ha hecho algo semejante en tu caso? Entonces juntemos nuestras manos y nuestros corazones para alabar Su nombre adorable.
Algunos de nosotros éramos tan decididamente impíos, que la Palabra del Señor decía en verdad a nuestra conciencia y a nuestro corazón: “Vosotros no sois pueblo mío.” En la casa de Dios, y en nuestros propios hogares, cuando leíamos la Biblia, esta era la voz del Espíritu de Dios en nuestra alma: “Vosotros no sois pueblo mío.”
Era verdaderamente una triste voz condenatoria. Pero ahora, en los mismos lugares, oímos una voz, procedente del mismo ministerio y de la Escritura, que dice: “Sois hijos del Dios viviente.” ¿Podemos estar lo suficientemente agradecidos por esto? ¿No es maravilloso? ¿Acaso no nos proporciona esperanza para otros? ¿Quién está fuera del alcance de la gracia todopoderosa?
¿Cómo podríamos perder la esperanza por alguien, puesto que el Señor ha obrado un cambio tan maravilloso en nosotros?
El que ha guardado esta grandiosa promesa, mantendrá cualquier otra; por tanto, prosigamos con cánticos de adoración y confianza.
+ Programa de formación Bíblica
6- Sinopsis del Nuevo Testamento
Sinopsis del Nuevo Testamento es un estudio sintético de cada uno de los libros del Nuevo Testamento: Se examina el propósito de cada libro, quién fue el autor, cuándo y a quiénes se escribió. Se identifica cuál es el mensaje de cada libro y cómo se relaciona este con los demás. La meta de esta materia es darle al alumno un concepto panorámico de la Biblia.

18- TITO: LA VERDAD Y LA PRUEBA por Ray C. Stedman

Tito, uno de los jóvenes que acompañaban al Apóstol Pablo en sus muchos viajes misioneros, vino por primera vez a Cristo siendo griego y estando en la ciudad de Antioquia. Cuando se escribió esta epístola, se encontraba en la isla de Creta, justo al sur de Grecia.

Es posible que la iglesia de Creta la empezasen Pablo y Tito después del primer encarcelamiento de Pablo en Roma. Por lo que sabemos, Pablo fue puesto en libertad después de ese tiempo de encarcelamiento, del que ha quedado constancia en el libro de los Hechos. Puede que recuerde usted que había expresado el deseo de ir a España, y muchos eruditos creen que después de su viaje a España, él y Tito fueron a la isla de Creta y comenzaron la iglesia allí. Como nos dice en su epístola, primero dejó a Tito allí “para que pusieras en orden lo que faltase y establecieras ancianos en cada ciudad, como te mandé. (Tito 1:5)

Esta epístola nos ofrece una visión interesante acerca de lo que estaba pasando en la iglesia primitiva, mientras el apóstol viajaba de un sitio a otro, enviando a jóvenes como delegados apostólicos, para que realizasen el trabajo por él en diversos lugares.

Descubrimos en el trasfondo de esta epístola el carácter de los de Creta. En uno de los más extraordinarios pasajes del Nuevo Testamento, el apóstol cita de uno de los escritores antiguos de su época, un poeta griego seglar, que describe a estas gentes entre las que el joven Tito tenía que trabajar diciendo:

“Uno de ellos, su propio profeta, ha dicho: Los cretenses son siempre mentirosos, malas bestias, glotones perezosos.” (Tito 1:12)

Es evidente que Pablo está escribiendo un mensaje privado a Tito, su hijo en la fe, y quiere que entienda la formidable naturaleza del problema que tiene que resolver. Se enfrenta con personas que se caracterizan por estas tres cosas y esto lo enfatiza diciendo: “este testimonio es cierto. (vs. 13) Esta gente es así. Y al examinar el mensaje de esta epístola, vemos que estas tres características de los de Creta parecen describirse y ampliarse en varios pasajes más. Por ejemplo, Pablo dice acerca de algunos de ellos:

“Para los que son puros, todas las cosas son puras; pero para los impuros e incrédulos, nada es puro, pues hasta sus mentes y sus conciencias están corrompidas. Profesan conocer a Dios, pero con sus hechos lo niegan; son abominables, desobedientes y reprobados para toda buena obra.” (Tito 1:15-16)

Esa era la clase de sociedad en la que vivía la iglesia cristiana y ese era la clase de carácter nacional con el que se enfrentaba Tito. Eran personas cuyas mentes y conciencias estaban corrompidas, profesando conocer a Dios, pero realmente negándole por medio de sus hechos.

Además les llama “malas bestias, es decir, eran como animales en sus actitudes unos para con otros. Este tema se amplia en el capítulo tres, cuando el apóstol dice:

“Pero evita las contiendas necias, las genealogías, las controversias y los debates acerca de la ley; porque de nada aprovechan y son vanos. Después de una y otra amonestación, rechaza al hombre que causa divisiones, sabiendo que el tal se ha pervertido y peca, habiéndose condenado a sí mismo.” (Tito 3:9-11)

Estas palabras se refieren principalmente a aquellos que al menos profesaban ser cristianos, pero que reflejaban las actitudes del mundo que les rodeaba.

Cuando la iglesia tiene un problema, es debido a que el mundo está invadiendo la iglesia en lugar de que la iglesia invada el mundo. Se pretende que el evangelio sea un elemento que cause inquietud y que cambie la sociedad y, por lo tanto, siempre que la iglesia es fiel a su mensaje auténtico, está siempre en contra del status quo. La iglesia es un cuerpo revolucionario, lo ha sido siempre, y por ello podemos identificarnos y oponernos a algunos de los desafíos del status quo con el poder de Dios, algo que ninguna otra organización o grupo puede hacer.

¿Qué haría usted con gente que se portase como animales, gruñendo y quejándose unas contra otras, personas que participasen en insensatas controversias y discusiones sobre la ley, que se mostrasen divididas unas contra otras, cómo trataría usted a esa clase de personas? Pero eso no era todo, aquellas gentes se caracterizaban además por ser “glotones perezosos, gente indolente, que iban tras los placeres. Esto también se amplia en el capítulo tres, donde el apóstol habla no solo acerca de ellos, sino acerca de sí mismo y de todos los hombres y de cómo son antes de hacerse cristianos. Aquí tenemos una asombrosa descripción del mundo tal y como Dios lo ve:

“Porque en otro tiempo nosotros también éramos insensatos, desobedientes, extraviados. Estábamos esclavizados por diversas pasiones y placeres, viviendo en malicia y en envidia. Eramos aborrecibles, odiándonos unos a otros.” (Tito 3:3)

Ese era la clase de mundo al que el apóstol había enviado a aquel joven, con el poder del evangelio.

La necesidad básica de aquellas gentes era tener “la sana doctrina, una frase que se repite en varias ocasiones a lo largo de esta epístola. Pablo sabía que a fin de introducir un cambio en la sociedad, era preciso decirle la verdad a las gentes, que es el problema que tienen los hombres y mujeres por todas partes. Por eso es por lo que andan en tinieblas y se portan como animales, destrozándose unos a otros y odiándose unos a otros, porque no se entienden a sí mismos ni al mundo. Por lo tanto, es preciso empezar enseñándoles la verdad.

Juntamente con esta, existe otra necesidad muy básica, el tema de las “buenas obras frase que aparece en cinco ocasiones diferentes. El capítulo uno termina con la idea eran “reprobados para toda buena obra. (Tito 1:16) Luego, en el capítulo dos dice: “mostrándote en todo como ejemplo de buenas obras. Demuestra en tu enseñanza integridad, seriedad y palabra sana e irreprensible. (vv. 7, 8) Y el capítulo dos termina con la idea “quien se dio a sí mismo para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí mismo un pueblo propio, celoso de buenas obras. (v. 14) En el capítulo tres dice: “fiel en esta palabra (es decir en las buenas obras) (v. 8) y nuevamente dice: “Y aprendan los nuestros a dedicarse a las buenas obras. (v. 14)

¿No es eso lo que está buscando la iglesia, lo que busca también el mundo? La sana doctrina, la enseñanza buena y sólida, las revelaciones sinceras acerca de la verdad y las buenas obras para apoyarlas y demostrar la realidad de esta enseñanza. Primeramente y en cuanto a la doctrina, el apóstol enfatiza varios puntos. Para comenzar, debían de tener muy clara cuál era la base de la salvación del hombre. ¿Cómo se trasforman los corazones humanos? En la actualidad aún seguimos esforzándonos por cambiar la naturaleza de las personas por medio de los estudios, de la legislación y cambiando de ambiente o de medio, pero como alguien ha dicho muy apropiadamente “¡si se lleva a un cerdo a una sala, no cambiará al cerdo, pero sin duda cambiará la sala! Y ese es precisamente el problema con que nos topamos en este caso, de manera que necesitaban saber la verdad acerca de la salvación. Y el apóstol dice en el capítulo tres:

“pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador y su amor por los hombres él nos salvó…”

El nos salvó. ¡Nos salvó! El es el único que puede hacerlo. El nos salvó, no fuimos nosotros los que nos salvamos a nosotros mismos. De hecho, continua diciendo:

“…no por las obras de justicia que nosotros hubiésemos hecho…”

Todo el mundo intenta hacer buenas obras, pero las buenas obras no nos salvan, cosa que deja muy claro el apóstol. Solo el Salvador puede salvar y él lo explica muy bien:

“…nos salvó, no por las obras de justicia que nosotros hubiésemos hecho, sino según su misericordia; por medio del lavamiento de la regeneración y de la renovación del Espíritu Santo. (Tito 3:4, 5) El nos transforma desde el interior; no nos pone algunos parches en el exterior. No nos da una nueva página que pasar o intenta animarnos para que tengamos el valor moral necesario, o para que nos esforcemos un poco más, sino que nos transforma por medio del lavamiento de la regeneración y la renovación del Espíritu Santo.”

La psicología es totalmente impotente cuando se trata de esa clase de procedimiento, pero el evangelio logra lo que ni puede conseguir la psicología ni ninguna otra cosa. El mensaje supremo de la iglesia es declarar y proclamar estas buenas e importantes nuevas de que hay un medio para ser regenerados y renovados en el Espíritu Santo.

“que él derramó sobre nosotros abundantemente por medio de Jesucristo nuestro Salvador. Y esto, para que, justificados por su gracia, seamos hechos herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.” (Tito 3:6, 7)

Ahora bien, cuando la Biblia habla acerca de la esperanza, no se refiere a una ligera posibilidad, de la misma manera que el mundo se refiere a la esperanza: “Espero ser rico algún día o “espero tener buena salud. Cuando el Nuevo Testamento habla sobre la esperanza, se refiere a algo seguro: la esperanza de la vida eterna depende de Aquel que vino para darnos vida eterna y somos justificados por su gracia.

Más allá de estos hechos fundamentales del evangelio, estos habitantes de Creta necesitaban aprender alguna verdad acerca del modo en que se estaban comportando. En el capítulo dos, Pablo escribe en relación con la llegada del evangelio:

“Porque la gracia salvadora de Dios se ha manifestado a todos los hombres [es decir, a todos los que creen] enseñándonos a vivir de manera prudente..renunciando a la impiedad…”

Los psicólogos nos están diciendo que muchas personas, en especial los jóvenes, padecen de “shock de futuro. Esa es una especie de reacción emocional que se produce cuando alguien contempla el futuro y lo considera falto de toda esperanza, sin posibilidad de hacer nada en él. Y son muchos los jóvenes que actualmente se dan por vencidos con respecto al futuro, diciendo: “¿De qué sirve?

Pero aquí tenemos la respuesta a esa desesperación “aguardando la esperanza bienaventurada. ¡Qué frase tan indicada para contrastarla con la anterior de “shock de futuro! y “la esperanza bienaventurada, la manifestación de la gloria de Dios y Salvador nuestro Jesucristo. ¿Ve usted con que facilidad se le llama a Jesús Dios en este pasaje? Hay un Salvador y es Jesucristo, que es el gran Dios, que aparecerá en gloria para enderezar todas las cosas que están mal en este mundo.

A continuación, era preciso que los cretenses aprendiesen algo acerca del orden en la iglesia, y en el primer capítulo Pablo da a entender que le encargó a Tito que nombrase ancianos, a los que más adelante llama “obispos y son los mismos “ancianos porque lo primero se refiere al hombre, mientras que “obispo se refiere al cargo. Y nos dice cuáles deben sus calificaciones:

“…que sea irreprensible, marido de una sola mujer, que tenga hijos creyentes que no sean acusados como libertinos o rebeldes. Porque es necesario que el obispo sea irreprensible como mayordomo de Dios; que no sea arrogante, ni de mal genio, ni dado al vino, ni pendenciero, ni ávido de ganancias deshonestas. Antes bien, debe ser hospitalario, amante de lo bueno, prudente, justo, santo y dueño de sí mismo…” (Tito 1:6-8)

¿Dónde se puede encontrar hombres así? Pablo esperaba encontrarlos en Creta y esperaba encontrarlos entre aquellos que antes se caracterizaban por ser mentirosos, malas bestias y glotones perezosos. Ese es el cambio que produce el evangelio, y los encontró, porque Tito fue enviado para encomendarles esa labor a fin de realizar la obra de la iglesia. De este modo, la iglesia se convierte en una especie de grupo de terapia, introduciendo en la comunidad en general las virtudes sanadoras del amor, de la luz y la gracia que transformarán gradualmente a la comunidad. Para eso ha sido enviada la iglesia.

Finalmente, era preciso que aquellos cristianos cretenses supiesen algo con respecto a la responsabilidad cívica:

“Recuérdales que se sujeten a los gobernantes y a las autoridades, que obedezcan, que estén dispuestos para toda buena obra; que no hablen mal de nadie, que no sean contenciosos sino amables, demostrando toda consideración por todos los hombres.” (Tito 3:1, 2)

¡Qué contraste con algunas de las actividades que se llevan a cabo en la actualidad en nombre de la iglesia! Pero la iglesia recibe la exhortación aquí de reconocer que las autoridades son, en cierto sentido, los ministros de Dios, enviados y usados por él para mantener el orden y que debe de haber cortesía y obediencia en todos los aspectos relacionados con lo estipulado por la ley, excepto aquellos en los que claramente desafía los preceptos espirituales o resulta impía, en cuyo caso debe repudiarse, usando nuestras mentes y voluntades para decir que no a estas cosas.

“…renunciando a la impiedad y a las pasiones mundanas, aguardando la esperanza bienaventurada…”

No es en la iglesia, sino en el mundo, en medio de la vida de los negocios, del comercio, el mundo profesional y las empresas normales de la vida, es ahí donde debemos de vivir sobria, santa y rectamente. Esa era la verdad que necesitaban conocer.

Y en tercer lugar, necesitaban saber la verdad acerca de lo que podían esperar del futuro y sigue diciendo en el mismo pasaje:

“…aguardando la esperanza bienaventurada, la manifestación de la gloria del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo.” (Tito 2:11-13)

En lo que se refiere a la necesidad de las buenas obras, hay unos consejos prácticos para personas de diversas edades. A los ancianos se les dice:

“Que los hombres mayores sean sobrios, serios y prudentes, sanos en la fe, en el amor y en la perseverancia.” (Tito 2:2)

A continuación aconseja a las mujeres mayores diciendo:

“Las mujeres mayores sean reverentes en conducta, no calumniadoras ni esclavas de mucho vino, maestras de lo bueno, de manera que encaminen en la prudencia a las mujeres jóvenes a que amen a sus maridos y sus hijos…” (Tito 2:3-4)

Esa es la labor de las mujeres mayores, enseñar a las más jóvenes cómo comportarse, a ser buenas esposas y además:

“A que amen a sus maridos y a sus hijos, que sean prudentes y castas, a que sean buenas amas de casa, a que estén sujetas a sus propios maridos, para que la palabra de Dios no sea desacreditada.” (Tito 2:9)

¡Qué práctica es esta epístola! Pero con todo y con eso, al ofrecer el apóstol estas normas prácticas, está al mismo tiempo inculcando sosegadamente a la comunidad cretense el poder que no tardaría en convertirse en un factor vital para cambiar toda la vida de la isla.

Finalmente, al acabar el apóstol con algunas palabras personales de advertencia y de consejo, es como si pudiésemos echar un vistazo a su propia vida. Dice:

“Cuando yo envíe a ti a Artemas o a Tíquico, procura venir a mí a Nicópolis, pues allí he decidido pasar el invierno.” (Tito 3:12)

Nicópolis se encontraba en la orilla del oeste de Grecia, justo al otro lado del Mar Adriático a la otra punta de lo que es la bota de Italia. El apóstol estaba, al parecer, escribiendo esta epístola desde Corinto, y estaba enviando a dos jóvenes a reemplazar a Tito en Creta, de modo que éste se pudiese reunir con Pablo. Más adelante leemos que Tito fue a Dalmacia, en la costa del norte, enviando a Zenas, su abogado, y a Apolos, de camino (posiblemente a Alejandría, que era de donde procedía Apolos) y el apóstol pide a Tito que se asegure de que no les falte nada.

A continuación termina la epístola de la misma manera que la empezó, diciendo: “Y aprendan los nuestros a dedicarse a las buenas obras. (Tito 3:14) ¿Cómo empezó la epístola?

“Pablo, siervo de Dios y apóstol de Jesucristo según la fe de los elegidos de Dios y el pleno conocimiento de la verdad, la cual es según la piedad.” (Tito 1:1)

He ahí el tema de la epístola, la verdad que encaja perfectamente con la piedad; la sana doctrina y las buenas obras corren parejas y la base de todo ello, como ya hemos visto, es “aguardando la esperanza de la vida eterna que Dios, que nunca miente, prometió hace ya mucho tiempo…

Esa promesa se encuentra en Génesis y fue hecha cuando Dios prometió, antes de que Adán y Eva fueran echados del huerto, que vendría un redentor, que daría vida a los hombres (Gén. 3:15) y esta es la referencia que cita Pablo aquí. A continuación habla acerca del método por el cual esto se convertiría en realidad: “y a su debido tiempo manifestó su palabra en la predicación que se me ha confiado por mandato de Dios nuestro Salvador. (Tito 1:3) Si se ha producido un verdadero cambio en su vida, fue gracias a la predicación, escuchando la exposición de la palabra liberadora y cuando usted creyó, se encontraría usted con que también experimentaría el lavamiento de la regeneración y la posterior renovación, la continuada renovación, del Espíritu Santo. Oración

Oración

Padre nuestro, nos sentimos nuevamente animados, al leer esta epístola de Pablo a Tito, a adornar la doctrina de Dios en estos días. Generación tras generación de cristianos han vivido y han muerto desde aquellos días, pero el mundo sigue estando aquí, y las promesas también. Señor, esta es la época en la que nos ha tocado vivir, tú nos has llamado a que seamos santos, a que seamos miembros del Cuerpo de Cristo, como lo fueron aquellos cristianos primitivos. Concédenos el valor, la fortaleza, la perseverancia, la visión y la fe, a fin de que podamos manifestar con claridad estas verdades en nuestra hora de la historia humana. Lo pedimos en el nombre de Jesús, amen.

horizontal rule

Nº de Catálogo 257

Tito

17 de Marzo, 1968

Mensaje Cincuenta y Siete

horizontal rule

Copyright © 1995 Discovery Publishing un ministerio de la Iglesia Peninsula Bible. Este archivo de datos es propiedad exclusiva de Discovery Publishing, un ministerio de la Iglesia Peninsula Bible. Solo puede copiarse en su totalidad con el fin de circularlo gratis. Todas las copias de este archivo de datos deben llevar la notificación de derechos de autor arriba mencionados. No se puede copiar en parte, editar, revisar ni copiar con el fin de vender o incorporar a ninguna publicación comercial, grabación, retransmisión, representaciones, muestras o ningún otro producto para la venta estos archivos de datos, sin el permiso escrito de Discovery Publishing. Para solicitar dicha autorización se deberá hacer por escrito dirigiéndose a Discovery Publishing, 3505 Middlefield Rd. Palo Alto, California 94306-3695

+ Meditación semanal
En esta semana tendremos “charla para hombres”
FERNANDO FUENTES – “HOMBRES DE COMPROMISO” 3RA CONFERENCIA


+ Música cristiana:
Esta semana podrás escuchar la música de Miel San Marcos
Amamos Tu Presencia
No Hay Lugar Mas Alto
Abre Los Cielos
Bendecire
Dios Es Real
Dios Poderoso
Glorificate
Regocijate oh moradora de Sion
Resplandece
Vino celestial
Pulsa aquí para escuchar la lista completa

+ El libro de la semana:
Esta semana puedes dispone de un libro cristiano de:
Bobby Jamieson – Toda la verdad acerca de Dios: La teología bíblica
Puede descarga el libro pulsando en la imagen
la teologia
+ La película de la semana:
Durante esta semana tendremos:
ALMA ATRAPADA Pelicula Cristiana en HD

+ Otros recursos gratis

Tu Biblia de regalo, envía tu solicitud pulsando en la imagen
iglfuenlaregalo
Un estudio Bíblico de la vida de Jesús de Nazaret
alcorcon-clase01_Página_01
Un breve curso de 4 lecciones que puedes descargar para conocer más de la Biblia
Lección 1 |Lección 2 |Lección 3 |Lección 4 |