El moralista religioso

romanos224

¿Y piensas esto, oh hombre, tú que juzgas a los que tal hacen, y haces lo mismo, que tú escaparás del juicio de Dios?

Romanos 2:3

Introducción.

A. Los pecadores gentiles “no tienen excusa”. Romanos 1:20.

B. Pero igualmente los pecadores judíos son inexcusables. Romanos 2:1-3, “Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tú que juzgas haces lo mismo. 2 Mas sabemos que el juicio de Dios contra los que practican tales cosas es según verdad”. 3 ¿Y piensas esto, oh hombre, tú que juzgas a los que tal hacen, y haces lo mismo, que tú escaparás del juicio de Dios?”

I. IRA DE DIOS SOBRE LOS PECADOS DE LOS GENTILES.

A. Romanos 1:18, “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad”.

B. Entonces sigue una lista de los pecados de los gentiles que no tenían y no tienen excusa porque la Deidad y poder infinito de Dios son manifiestos por medio de la Creación (“las cosas hechas”).

C. Los pecados de los gentiles eran la consecuencia de no glorificar a Dios y no darle gracias (1:21) y porque “no aprobaron tener en cuenta a Dios” (1:28).

II. PERO NO LES CONVENÍA A LOS JUDÍOS JUZGAR A LOS GENTILES. 2:1.

A. Pablo no está acusando a los hermanos judíos de Roma, sino al pueblo judío en general, los judíos inconversos. Por ejemplo, v. 24, “el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros”. Nunca hubiera dicho esto de los santos en Roma.

B. Tampoco trata de hermanos judíos que querían judaizar (circuncidar a los gentiles y convertirles en judíos). Hechos 15:1-4; Gálatas 1:6-9; 2:14; 5:1-4.

C. Los judíos inconversos practicaron las mismas cosas (los mismos pecados mencionados en el cap. 1) que los gentiles practicaron y, por eso, al condenar a los gentiles, se condenaron a sí mismos. 2:1.
1. 2:21-24, “Tú, pues, que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú que predicas que no se ha de hurtar, ¿hurtas? 22 Tú que dices que no se ha de adulterar, ¿adulteras? Tú que abominas de los ídolos, ¿cometes sacrilegio?23 Tú que te jactas de la ley, ¿con infracción de la ley deshonras a Dios?24 Porque como está escrito, el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros”.
2. Mateo 23:2, 3, “En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. 3 Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen”.

D. Se condenaron a sí mismos porque el juicio de Dios contra los que practican tales cosas, sean gentiles o judíos, es según verdad. Juan 12:48; 17:17.

E. Se condenaron a sí mismos porque Dios “pagará a cada uno conforme a sus obras”. 2:6; 2 Corintios 5:10; Apocalipsis 20:13.

F. Se condenaron a sí mismos “porque no hay acepción de personas para con Dios”. 2:11. Hechos 10:34, 35.

III. ¿POR QUÉ ENFATIZA PABLO ESTOS TRES PUNTOS?

A. Porque los judíos creían que aunque practicaban los mismos pecados que los gentiles, no serían condenados porque habían sido circuncidados y eran hijos de Abraham.
1. Mateo 3:7-9, “Al ver él que muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: ¡Generación de víboras!¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera? 8 Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, 9 y no penséis decir dentro de vosotros mismos: A Abraham tenemos por padre; porque yo os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras”.
2. Juan 8:44, “Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer”.

B. El Calvinismo enseña básicamente la misma cosa. Enseña que si uno es de los que supuestamente Dios haya escogido incondicionalmente (los “elegidos”), entonces haga lo que quiera, no puede caer de la gracia. Los tales deben escuchar a Pablo y abandonar la insensatez del Calvinismo (depravación total, elección incondicional, expiación limitada, gracia irresistible, perseverancia de los santos. Es doctrina de demonios.)

IV. LECCIONES VALIOSAS PARA NOSOTROS.

A. Debemos examinarnos objetivamente, con todo cuidado y con toda sinceridad, para ver nuestra verdadera condición ante los ojos de Dios.
1. 2 Corintios 13:5, “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?”
2. 1 Corintios 11:27-29, “De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. 28 Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa. 29 Porque el que come y bebe indignamente (de manera indigna, v. 20-22), sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí”.
3. Es correcto juzgar y condenar prácticas liberales, tales como la “iglesia patrocinadora” e instituciones de varias clases, pero al evitar tales prácticas debemos ser diligentes en la obra personal para ganar almas para Cristo. Todos deben respetar el patrón divino (2 Timoteo 1:13) no solamente en doctrina, el culto, la organización de la iglesia, sino también en llevar a cabo la obra principal de la iglesia, la de evangelizar y salvar almas,1 Timoteo 3:15.

B. Y ser buenos ejemplos de la verdad que enseñamos.

C. No tratar de corregir a otro si somos culpables del mismo pecado u otros peores. Mateo 7:1-5, “No juzguéis, para que no seáis juzgados. 2 Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido. 3 ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? 4 ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo? ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano”.

D. Para restaurar al hermano que tropiece, debemos ser espirituales. Gálatas 6:1, “Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado”.

E. Ancianos deben ser buenos ejemplos. 1 Pedro 5:2, 3, “Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada: 2 Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; 3 no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey”.

F. Evangelistas deben ser buenos ejemplos. 1 Timoteo 4:12, “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza”.

G. Todo cristiano debe ser buen ejemplo. Mateo 5:13-16, “13 Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”.

V. “NO JUZGUÉIS” NO SIGNIFICA NO CORREGIR EL PECADO Y EL ERROR.

A. Mateo 7:15, “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”. ¿Es posible hacer esto sin juzgarles?

B. 1 Juan 4:1, “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo”. ¿Cómo sería posible probarlos sin juzgarlos? Los espíritus no son fantasmas sino hombres.

C. Gálatas 1:6-8, “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. 7 No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. 8 Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. 9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema”. ¿Podemos denunciar a los que perturban a la iglesia predicando otro evangelio?

D. Gálatas 2:11, 12, “Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. 12 Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión”. ¿Es ejemplo para nosotros o debemos pasar por alto tales casos?

E. 1 Corintios 5 habla de un hermano que tuvo “la mujer de su padre” y Pablo les reprende por no haber lamentado la situación y quitado de en medio de ellos el que cometió tal acción. “Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal cosa ha hecho. 4 En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor Jesucristo”.

F. 1 Corintios 6:2, 3, “¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas? 3 ¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida?”

G. En fin, debemos enseñar Mateo 7:1 y Romanos 2:1, haciendo aplicaciones apropiadas, y no usarlos mal.


Los Moralistas Religiosos No Escaparán del Juicio de Dios – Josef Urban

Anterior Siguiente