El viaje de los sabios

mateo21b

Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos,

Mateo 2:1

Es asombroso que en un tiempo de tanta maldad de parte de los romanos y más aún, del perverso y tirano rey Herodes, Dios eligiera hacer algo tan grande. El tiempo “Kayros” de Dios marcó este momento. (6)

Como hemos visto en otras oportunidades Jesús nació en Belén. Era una ciudad muy pequeña ubicada a unos 10 km al sur de Jerusalén. Su nombre significa “Casa del Pan” y es muy significativo su nombre pues Jesús dijo que Él era el Pan de Vida y que el que a mi viene; nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás” (Jn. 6:35)… (1)

El honor de Belén no estaba, como el de otras ciudades, en la multitud de sus habitantes, sino en la magnificencia de los príncipes que allí surgieron… Belén era la ciudad de David, y David era la gloria de Belén; allí debía, pues, nacer su hijo y sucesor real (Miqueas 5:2). (2)

Muy probablemente el sitio donde nació Jesucristo no fue una cabaña como lo ejemplifican los pesebres habituales, sino que era costumbre en Belén como ciudad montañosa tener los establos en las cuevas que eran cavadas en las colinas…

Una de esas es la que según la tradición cristiana fue donde nació el Salvador del mundo. En dicho lugar se ha levantado un gran templo el cual aun hoy puede visitarse…

Al llegar al lugar se encuentra una enorme pared, y en esa pared se encuentra una puerta tan pequeña que, según el comentario de H.V. Morton, un enano tendría que agacharse para pasar por ella, como significando que todo hombre que quiera acercarse al niño Jesús debe hacerlo de rodillas. (1)

Aunque Mateo menciona a María en conexión con su hijo Jesucristo, es Él quien siempre ocupa el primer lugar (comparar los vv. 13; 14; 20 y 21) y fue a Cristo a quienes los reyes presentaron sus presentes de oro, incienso y mirra. (4)

Lectura Bíblica: Mateo 2:1 al 23

(Extractos de comentarios bíblicos adaptados – ver bibliografía –)

1.- LA REALEZA

También vimos que los magos, o sabios de oriente relatados en este pasaje leído probablemente eran descendientes de la tribu de los medos que formaban parte del imperio Persa. En un determinado momento (según Heródoto: I: 101, 132) intentaron derrocar a los persas pero no lo lograron…

A partir de entonces dejaron de tener ambiciones políticas y se convirtieron en una tribu de sacerdotes… Llegaron a ser maestros e instructores de los reyes persas, convirtiéndose en hombres de gran poder y sabiduría…

Eran versados en filosofía, medicina y ciencias naturales. Expertos en encantamientos y en la interpretación de sueños. Empleaban sus vidas en la búsqueda de la verdad… Posteriormente este término de “magos” se transformó en algo despectivo y sinónimo de charlatanería. (1)

No podían entender que existiendo una manifestación tan clara y estremecedora en los cielos, nadie en Jerusalén se hubiera percatado de su aparición. Más bien pensaron que hallarían a toda Jerusalén adorando a los pies de tan grande Rey, incluyendo a las autoridades a quienes fueron a pedir orientación

No hacía falta que nadie le preguntara por qué hacían semejante viaje desde oriente… Ellos mismos darían la respuesta: “porque hemos visto su estrella en el oriente”…

Y si alguien les llegara a preguntar: “¿Qué tienen ustedes que ver con él?”, la respuesta la hallamos también en las Sagradas Escrituras: “Hemos venido a adorarle”…

Todos aquellos en cuyos corazones ha nacido Cristo, “El Lucero de la mañana” (2ª P. 1:19), tan pronto como, con esa luz, les ha amanecido el conocimiento de su Señor y Salvador, han de adorarle con todo fervor y obedecerle con toda prontitud y fidelidad. (2)

Oro para un Rey, incienso para su servicio como sacerdote, mirra para quien va a morir. Estos fueron los presentes de los sabios de oriente con un mensaje profético de la función que haría Jesús: Será un auténtico Rey, un perfecto y suficiente Sumo Sacerdote y Supremo Salvador de los hombres que crean en Él. (1)

La presentación de obsequios por parte de estos sabios de oriente (gentiles) cumple la profecía de Isaías 60:6 quien predijo que los no judíos acudirían al Mesías con presentes. Pero mencionó solo el oro y el incienso…

¿Por qué omite Isaías la mirra? Porque el profeta se está refiriendo a la Segunda Venida de Cristo que será con Poder y Gran Gloria… No habrá mirra porque en esa aparición no habrá de padecer…

Mateo incluye la mirra porque está a la vista que es su Primera Venida en donde será el “Siervo sufriente de Jehová” (3)

De los presentes traídos para Jesús, la mirra es un regalo para alguien que va a morir, ya que se usaba para embalsamar el cuerpo de los muertos, dando a entender que Jesús venía a este mundo para morir. (1)

2.- LA CREACIÓN:

¿Qué indujo a estos sabios de oriente a emprender semejante viaje (alrededor de un año) para hacer semejante investigación de dónde nacería aquel Rey especial?…

En su país habían visto una estrella extraordinaria, la cual nunca la habían visto antes (a pesar de que eran expertos en observar estrellas y habían visto innumerables de ellas); por eso tomaron esto como indicación de alguna persona extraordinaria nacería en Judea puesto que la misma aparecía y conducía a esta región…

Tan distinta era de las que estaban acostumbrados a ver, que con razón concluyeron que indicaba algo no corriente. (2) Algunos teólogos como Mac Arthur indican que no se trataba de una estrella vulgar sino de la misma presencia viva de Dios (“La Shekiná”) que también supo guiar a los israelitas en el desierto (Ex. 13:21) (4)

La estrella que precedía a estos sabios mostraba a los mismos cómo los elementos cósmicos rinden tributo a Dios. (6)

Es como si la Creación mostrara de manera singular con un “puntero celestial” que su Creador y Señor estaba haciendo la tan esperada y anunciada aparición para con toda la humanidad; y que en ella se comenzaría a cumplir el comienzo de su liberación dando fin al gemido y clamor de ella misma (Ro. 8:21 al 23)

Un misterio: El Hijo de Dios, que es el Creador y Dios del Universo, nació tomando el cuerpo humano como parte de su Creación. Él mismo permitió que lo colocaran en un pesebre, mientras que los Cielos mismos se sustentaban gracias al mismo que se hallaba dentro de aquel pesebre…

Jesucristo, el Hijo de Dios creador del Universo sufre que lo coloquen en un pesebre Aquel que contiene los Cielos. Cabe en una cuna Aquel a quien el mundo no abarca. Se escuchan los balbuceos de un bebé de Aquel ante cuya Voz, en el momento de la pasión, temió el mundo entero. (6)

3.- LOS ÁNGELES:

Los ángeles ministradores de Dios a su servicio no pudieron contener semejante aparición. (3) Ellos, tan interesados en la Salvación del hombre (ver: 1ª P 1:12; Ex. 25:20; Dn. 12:5 – 6; Lc. 15:10 y Ef. 3:10). Ellos, que estuvieron presentes cuando el Verbo de Dios creó todo el mundo visible, se regocijaron (Job 38:7)

Es lógico que Dios les permitiera estar cerca en la Presentación a la humanidad del Salvador del mundo, Emanuel (Dios con nosotros) (5)

Lo Eterno hecho finito… Lo Divino hecho humano… Lo celestial hecho terrenal… El Creador hecho Creación… Y todo por el inmenso amor de Dios hacia los hombres… ¡¡¡Cómo contenerse al ser impactado por semejante aparición!!!

De repente todo el entusiasmo celestial hasta entonces contenido, estalló en un estruendo de júbilo y alabanza…

Una multitud del ejército celestial, apareció alabando a Dios junto al ángel que daba la noticia a los pastores… Su canto es conocido en la actualidad con el título de “Gloria in Excelsis Deo”…

En esta alabanza trataban de capturar el pleno significado del nacimiento de aquel bebé… Su vida y ministerio traerían Gloria a Dios como ningún otro siervo antes ni después lo haría… Más que Abraham, Moisés, Elías, David, Jeremías, Isaías, Daniel, etc., y todos ellos juntos. (3)

Nos podemos hacer la pregunta: ¿Por qué los ángeles aparecieron primero a los pastores? La respuesta que podemos albergar en nuestro corazón es que fue porque nadie como estos pastores podría entender mejor lo que Dios estaba concretando. Solamente ellos podrían entender el significado del sacrificio del Cordero de Dios ya que ellos mismos criaban corderos y luego los vendían para el sacrificio en el templo. (5)

4.- EL PUEBLO HUMILDE DE BELÉN:

A pesar que los guías religiosos estaban percatados de que el Nacimiento del Gran Rey de Israel sería en Belén Efrata (para diferenciarla de otras ciudades con ese mismo nombre) no fueron ellos los que se impactaron con la noticia, sino los más humildes.

Fueron aquellos contemplativos pastores en los montes de Judea, hombres humildes y fieles en sus tareas cotidianas, a los que Dios se les reveló… Aquellos profundos y sencillos hombres que no habían perdido el corazón de niño, fueron los que abrieron más rápidamente las puertas de su corazón al Reino de los Cielos…

No se preocuparon en cómo habrían de reconocerle… Sólo obedecieron las indicaciones celestiales… Los ángeles les dieron una doble señal: El niño estaría envuelto en pañales (literalmente “amortajado en pañales”, situación que no era habitual decir de un niño). (3)

Nos podemos preguntar: ¿Por qué nació Jesucristo en un lugar que servía entre otras cosas para albergar animales?… Podemos decir que fue porque los corderos nacían generalmente en este tipo de lugar y Jesús era “El Cordero de Dios”. (5)

CONCLUSIÓN:

Herodes continúa siendo el símbolo de la falsa adoración, de la falsa devoción, de aquellos que adoran a Dios por intereses personales e incluso retorcidos… Herodes habría acabado con el Niño Jesús en caso de haberlos encontrado por su perversa crueldad como lo ha demostrado la historia. (6)

Nos podemos preguntar: ¿De qué manera respondió el mundo ante la presencia de Aquel Dios encarnado en un niño indefenso, evento que hoy recordamos?.. Las reacciones fueron dispares, desde la aceptación al rechazo, desde la malvada intensión de Herodes de asesinarlo hasta el deseo genuino de estos sabios de oriente de adorarlo…

La Adoración de Jesucristo en el pesebre lo podemos admirar en dos grupos, como dice J. Stott, que no podrían ser más diferentes en todo sentido: desde el punto de vista étnico, los pastores eran judíos, en tanto que los sabios de oriente eran paganos. Intelectualmente los primeros eran simples e iletrados, los segundos eran estudiosos y sabios. Los pastores eran socialmente desposeídos y pobres, los sabios (al juzgar por sus regalos que llevaron) eran personas ricas…

Pero a pesar de estas barreras (racial, intelectual y social) que podrían haberlos separados, los sabios de Oriente y los pastores se sumaron a los ángeles y la Creación en la adoración del Rey de reyes y Señor de señores…

Esta es una muestra de nuestra fe. No es cosa de algunos privilegiados grupos étnicos o raciales o de Oriente u Occidente (de hecho el 80% de los cristianos hoy pertenecen a NO Occidentales), la adoración y devoción de nuestro Señor es cosa de todos y de todas las culturas, pues Jesucristo es el Salvador del Mundo. (7)

Pero saber todo esto de nada vale. Como dijo Corrie Ten Boon: “Si Jesús hubiese nacido mil veces en Belén y ninguna en mi corazón, yo sería la persona más desolada del mundo”…

Por lo tanto mi pregunta es: ¿Ha nacido Jesucristo en tu corazón para que allí tú puedas adorarlo junto a los sabios de oriente, pastores, ángeles y toda la Creación?

¡S.D.G!

BIBLIOGRAFÍA:

  1. EL NUEVO TESTAMENTO COMENTADO POR WILLAM BARCLAY. MATEO (Volumen I). Ed. La Aurora.
  2. COMENTARIO EXEGÉTICO DEVOCIONAL A TODA LA BIBLIA. MATEO. M. Henry. Ed. Clie.
  3. COMENTARIO AL NUEVO TESTAMENTO. W. Mac Donald. Ed. Clie.
  4. BIBLIA DE ESTUDIO MAC ARTHUR. V.R.V. – Edit. Grupo Nelson.
  5. AUXILIAR BÍBLICO PORTAVOZ. Harnold L. Willmington. Edit. Portavoz.
  6. LA BIBLIA COMENTADA POR LOS PADRES DE LA IGLESIA. EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO. Simonetti – Oden. Edit. Ciudad Nueva.
  7. TODA LA BIBLIA EN UN AÑO. Reflexiones diarias. John Stott. Edit. Certeza.


El Viaje de los Sabios | Predicas Cristianas

Anterior Siguiente