Bienvenido/a a nuestra escuela de formación bíblica.

Una escuela de capacitación sin paredes, sin fronteras, sin cuotas. Una escuela que te llevará a Conocer más de Dios, porque en la Biblia, Dios se revela.

Desde nuestra perspectiva humana y debido a nuestra condición caída no podemos percibir a Dios y sus asuntos (Isaías 55:9; Romanos 3:10-12).

La revelación de Dios en la Biblia es importante y necesaria porque si Él no se hubiera dado a conocer, entonces no habría posibilidad alguna de que pudiéramos conocerle por nosotros mismos.

¡Empezar a estudiar la Biblia será una experiencia emocionante!
La recomendación es ir avanzando en los diferentes niveles, a tu propio ritmo
Pasa primero a visitar el apartado “Antes de estudiar”

+ Antes de estudiar
Sea para el estudio de la Biblia u otra materia, son recomendaciones útiles tanto online como presencial

Motivación: Por qué y para qué estudiar. (Realización personal, autoestima, obstáculos)

        Como suele decirse por ahí, la voluntad mueve montañas. Desengáñate, sin voluntad  no conseguiremos nada. De nada sirve que te impongan estudiar, pasarás ratos y ratos frente  al  libro, pero  no estudiarás. La inteligencia por sí sola no sirve, hace falta querer usarla.
 

                  Por eso ¡mentalízate! pero ¿cómo?

 

    “Estudiar no es divertido, me aburre, me cuesta, prefiero jugar y divertirme con mis amigos…”. Todo esto y mucho más te dirás a ti mismo como justificación para empezar. Sí, nadie dijo que fuera fácil, pero al menos busquemos motivaciones para estudiar. Sin querer estudiar por nosotros mismos, todo lo demás sobra. Cada estudiante debe preguntarse razones para estudiar. Antes de empezar busca las tuyas y haz tu propia lista entre estas u otras que se te ocurran:

 
  • Interés personal: Cuando hago bien las cosa me siento más seguro y mejor conmigo mismo, mejora mi realización personal.
  • Autoestima: Conseguir éxitos escolares me ayuda a valorarme más a mí mismo.
  • Interés profesional: Conseguir un buen trabajo, seguir estudiando, mi nivel de aspiraciones puede ser uno de mis motores.
  • Tiempo libre: El organizar mi tiempo de estudio me da más tiempo libre para otras cosas que me apetezcan más.
  • Interés escolar: Sacar buenas notas, autosuperarme, aprender cosas más o menos interesantes me “pica” a continuar.
  • Vencer obstáculos: Para avanzar en tu proyecto personal, debes estudiar incluso asignaturas que se te “atraviesen”.
  • Causas externas: Reconocimiento por los demás, premios materiales, evitar castigos de los padres, o simplemente elogios por los esfuerzos realizados. Estas motivaciones externas no debieran ser las más importantes, en definitiva…
¡estudia por y para tí!  
                                                                                                                    

Preparación: Física, mental y psíquica. (alimentación, descanso, postura, ejercicio)

        Una vez definidos tus motivos, estás listo para dar un paso más. La motivación por sí sola no basta, ahora debes comenzar a prepararte para estudiar, igual que un corredor se prepara para una carrera de fondo, y para eso debes estar concienciado de que estudiar supone un esfuerzo, así que preparados, listos…ya!
  • Preparación físicaAunque no lo creas, tu alimentación influye en tu rendimiento en los estudios. Nuestra masa cerebral consume una gran cantidad de hidratos de carbono como fuente de energía, por  eso conviene que en época de estudios nuestra alimentación sea lo más equilibrada y sana posible, con un aporte adecuado de hidratos de carbono, vitaminas y sales minerales. Haz desayunos completos, varias comidas al día, disfrutando de nuestra dieta mediterránea y evitando estimulantes como el café o  bebidas con cafeína. Si a esto unimos la práctica de algún deporte o ejercicio y un nivel de sueño y descanso suficiente, estaremos más que dispuestos para rendir a tope en los estudios. Y no olvides mantener una postura correcta al estudiar, mantén tu espalda recta para evitar dolores de espalda o cabeza que te puedan perjudicar ahora o en un futuro.
  • Preparación mental y psíquicaProblemas como la ansiedad, el estrés o depresión pueden ser grandes obstáculos para estudiar. Seguro que recuerdas algún día en que por exceso de ansiedad, un disgusto o no dormir bien el día anterior te sentiste “en blanco” ante un examen importante. Para combatirlos y evitarlos, te recomiendo una preparación con suficiente antelación, practicando de forma regular técnicas de respiración y relajación (respiración abdominal profunda y controlada), que te puedan ayudar en momentos de crisis. Un pequeño truco antiestrés es tomar chocolate en pequeñas cantidades, un eficaz  y rico antidepresivo y energético natural, otro es el deporte y la dieta sana, que comentamos anteriormente. Recuerda siempre, “mens sana in corpore sano”.   

                                                          

Planificación: Lugar, horario. Metas, objetivos, tiempos, ritmos.

        Si ya lo tienes claro y has decidido que estudiar aunque cueste te compensa, es el momento de comenzar a organizarte para que nada te falle antes de empezar a estudiar:
  • El lugar: Elige un sitio adecuado para estudiar, en él vas a pasar mucho tiempo, y procura que sea siempre el mismo para no desconcentrarte cada día. Si es posible, procura usar  sitios ventilados, con temperatura entre 18 y 22 grados y con luz natural; si no lo es, utiliza luz indirecta blanca o azul,  que te llegue desde el lado contrario al de la mano con la que escribes para evitar sombras. Y, por supuesto, nada de ruidos ni músicas que te distraigan. (¡apaga ese móvil y ordenador,  disminuyen tu rendimiento, déjalos para las pausas de ocio!). Para mantener una postura adecuada, elige la mesa y silla que mejor se adapten a ti (recuerda tener en tu mesa todo preparado y despejado antes de empezar). Y, por supuesto, mejor solo que acompañado, estudiar es algo individual, y cada uno tiene su  propio ritmo. Las bibliotecas o estudiar con compañeros sólo ayudan para realizar trabajos de investigación o repasar lo ya aprendido.
  • El horario de trabajo: Como buen estratega, diseña tu tiempo de estudio, no improvises. Por eso, es muy importante que, antes de ponerte manos a la obra, revises qué es lo que haces con tu tiempo, para adaptar tus horas de estudio a tus propias necesidades y ritmos. Vamos a comenzar analizando nuestros hábitos y costumbres personales durante una semana, ¿te animas a autoanalizarte? Pues bien, comienza por apuntar en un planing semanal a qué dedicas tu tiempo día a día (¡No olvides que el día tiene 24 horas!)
 

REPARTO SEMANAL DE MI TIEMPO (EN HORAS)
ACTIVIDADES Lunes Martes Miercoles Jueves Viernes Sabado Domingo TOTAL
Clases                
Comer                
Dormir                
Extraescolares: deporte, música…                
Ocio: ordenador, TV, salir por ahí…                
Deberes, ejercicios escritos                
Estudio                
Otras actividades necesarias                
Tiempo malgastado                
TOTAL…….. 24 h 24 h 24 h 24 h 24 h 24 h 24 h 168 h
        ¿Cómo ha ido esa revisión? Seguro que has comprobado el tiempo que malgastas, y has visto otras muchas posibilidades para aprovechar tus tiempos de ocio y estudio, más acorde a tus nuevas necesidades, ritmos y prioridades.
        Ahora ya puedes establecer un  horario de trabajo a largo, medio y corto plazo para ponerte manos a la obra. Lleva una agenda en la que apuntes todas las metas que te vayas marcando, así como las incidencias y cumplimiento de lo propuesto. Y, como la unión hace la fuerza, busca aliados para cumplir tus compromisos: amigos, familiares, profesores, deben ser tu apoyo para respetarlo. Puedes usar el horario anterior para fijarte tu nueva organización temporal semanal. Márcate metas, objetivos ritmos de trabajo. Propóntelo como un reto personal, y no  te falles a ti mismo.

Toma de apuntes. (Aprovecha tu tiempo en clase)

        Sinceramente, ¿cuántas veces te has sentido pensando en cualquier otra cosa mientras el profesor estaba explicando una lección en clase?. Es increíble la infinidad de cosas que se te pueden ocurrir, desde aquella discusión que tuviste ayer hasta la solución para pasar de nivel de ese juego tan divertido que tienes en tu videoconsola.
        Pero si queremos convertirnos en un nuevo yo estudiante eficaz, es necesario que aproveches tu tiempo en clase, que la toma de apuntes se convierta en todo un arte para nosotros. Con ello tendremos adelantado una gran parte del trabajo posterior de estudio en casa. Unos buenos apuntes ayudan a garantizar parte del aprobado posterior.
  • Ventajas: Evita la distracción, favorece la retención, memoria y el análisis de los contenidos del tema explicado, distinguiendo las ideas principales y secundarias de lo meramente anecdótico. Además, si estamos atentos a los cambios de voz y gestos del profesor, tendremos pistas más que seguras de aquello más importante que tendremos que estudiar para el examen, no desaproveches ninguna información.
  • Errores que solemos cometer: El más común suele ser intentar copiar literalmente lo que dice el profe, sea lo que sea. También solemos olvidar repasar los apuntes ese mismo día, para completar las lagunas y huecos que  nos hayan quedado con nuestros compañeros o profesor y fijar lo antes posible lo explicado. Y no faltan los aprovechados, que prefieren los apuntes de sus compañeros con mejor letra o más atentos en clase, pero que luego a nosotros nos cuesta más estudiar como nuestros, por usar anotaciones propias que no entemos bien.
  • Consejos útiles: Si quieres convertirte en todo un experto tomador de apuntes es necesario que aprendas a escuchar, pensar y escribir de forma lo más rápida posible. Sitúate en un lugar de la clase desde donde veas y oigas bien al profesor sin distracciones, y abre bien las orejas a lo que se esté diciendo en clase. Lleva el material necesario, bolígrafos y folios blancos suficientes y anota en cada folio numerado la fecha, asignatura y profesor, con títulos y subtítulos claros, archivándolos por asignaturas después. Dejar márgenes al lado derecho y espacios entre preguntas te permitirá añadir y completar información después. Como no podrás copiar todo, usa abreviaturas, aprovecha las tuyas propias en mensajes sms (¡pero luego en el examen no las utilices!). Y, al acabar cada clase, completa aquellas frases o huecos lo antes posible. Si un día faltas a clase, no olvides pedir apuntes para pasarlos pronto, es necesario personalizarlos y hacerlos tuyos, señalando lo importante con tus propios códigos. No hace falta que los pases a limpio, si eres lo suficientemente ordenado en clase evitarás perder tiempos después.
                                                                                          “Lo maravilloso de aprender algo es que nadie puede arrebatárnoslo”. (B.B. King).   
+ Inscripción

No hay un proceso de inscripción. Puedes comenzar las lecciones en el momento que lo desees. Nos gustaría que contactaras con nosotros para conocerte y para poder orar por ti, y si lo deseas ofrecernos como tu tutor durante todo el proceso del aprendizaje, pero no es un requisito obligatorio. No existen exámenes presenciales ni por correo electrónico. Tampoco hay un costo de inscripción.

Tu deber como alumno si así lo decides es leer cuidadosamente todas las lecciones indicadas en el plan de estudio elegido, porque tienen mucho para enseñar. Un alumno de esta escuela debe convertirse en una persona de la Palabra y eso requiere de tiempo y esfuerzo académico.

En el estudio de la Palabra de Dios y en ese sacrificio de tu tiempo con el fin de ser siervo aprobado por Dios, nunca estarás solo. “Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; Sobre ti fijaré mis ojos.” (Salmos 32.8)

Los niveles básicos de formación.
+ La recomendación de un tutor

Todos los estudios tanto básicos como superiores, puedes realizarlo de forma individual.
Nuestra recomendación es que tengas un tutor durante todo el proceso de aprendizaje de la Palabra de Dios.
A grandes rasgos, la meta principal del tutor de una clase es asegurarse de que los alumnos sacan el mayor provecho de las enseñanzas que van a recibir durante el curso para alcanzar los objetivos educativos requeridos. Para ello les ofrecerá siempre su apoyo y asesoramiento en ese proceso de aprendizaje y les acompaña durante todo el proceso de aprendizaje.
Nos gustaría conocerte y saber de ti, para poder acompañarte y ayudarte en ese camino que hoy emprendes.Para pedir un tutor, ponte en contacto con nosotros, pulsando aquí

+ Nivel 1 de Formación Bíblica

Hacia el encuentro con Jesús
El primer nivel en la serie de estudios bíblicos para el crecimiento cristiano contiene estudios que tienen el propósito de llevar a la persona a una nueva relación con Dios a través de Jesucristo.Para entrar en la página de nivel 1, pulsa aquí

+ Nivel 2 de Formación Bíblica

Fundamentos para el crecimiento cristiano
Los estudios del segundo nivel pretenden que el creyente reafirme su compromiso de seguir fielmente a Jesucristo. Para ello se estimula la comprensión y obediencia de los principios básicos de la Palabra de Dios.Para entrar en la página de nivel 2, pulsa aquí

+ Nivel 3 de Formación Bíblica

Estudios bíblicos para la madurez espiritual
Los estudios del tercer nivel pretenden que el creyente madure en la fe a través de profundizar en el estudio de las doctrinas bíblicas.Para entrar en la página de nivel 3, pulsa aquí

Los niveles superiores de formación.
+ Los niveles superiores de formación

En este nivel superior tienes los materiales didácticos que necesitarás en tu plan de estudios, para que tengas una preparación igual o superior a la ofrecida en un seminario teológico o instituto bíblico.

Poder tener una educación teológica es una oportunidad grande para prepararse para el ministerio. Sin embargo se requiere de esfuerzo, disciplina y constancia. Hay mucho que leer, aprender y aplicar. La recomendación es tomar su tiempo, permitiendo al Espíritu Santo obrar en tu corazón junto con la enseñanza. Cada lección leída puede abrir tu mente a nuevas posibilidades en el ministerio. Lo importante es estar avanzando siempre en tu crecimiento espiritual e intelectual.

Esta modalidad te permite desarrollar cada asignatura sin tener que dejar tu trabajo, o tu ministerio, y sin tener la necesidad de asistir a un sitio concreto o a un horario específico de clase, transformando el tiempo libre en tiempo efectivo de estudio, de manera autodidacta e independiente, pudiendo trabajar a tu ritmo.

Con las diferentes materias, podrás prepararte para el ministerio como pastor, misionero, evangelista, educador, capellán o consejero.  Para comenzar tienes el programa anual, y luego tienes la opción de Grado o Master que corresponden a los planes de estudios específicos.

+ Listado de Materias

Aquí tienes todas las materias que podrás estudiar. Aunque aconsejamos que lo hagas a través de los programas de formación anual o formación específica, para entrar en la página de este listado de materias, pulsa aquí

+ El programa de formación anual

El programa de formación anual lo dividiremos en dos partes, aunque tu podrás definir tu tiempo de acuerdo a tu compromiso personal. Para entrar en la página de esta formación anual, pulsa aquí

Para el primer semestre tendremos las materias:

1. Métodos de estudio bíblico (30 lecciones)

Es una introducción al método inductivo para estudiar la Biblia tomando en cuenta los pasos de la observación cuidadosa del texto, luego su interpretación, aplicación y correlación, más un vistazo ligero a otros métodos que el alumno puede utilizar en el auto estudio de la Palabra de Dios. También considera los beneficios de la lectura de las Escrituras y explica cómo preparar, organizar y dirigir estudios bíblicos con el fin de evangelizar y discípular.

2. Teología sistemática (52 lecciones):

Primera parte: Es el estudio de las doctrinas acerca de la Biblia: su revelación, inspiración, iluminación e infalibilidad; las doctrinas de Dios: la Trinidad, los atributos y los nombres de Dios; las doctrinas de Cristo: Su persona, deidad, humanidad y carácter; las doctrinas del Espíritu Santo: Su deidad, persona, obra en la elección, la regeneración y la Santificación, más el fruto, los dones, el bautismo y la plenitud del Espíritu; y las doctrinas acerca del hombre: su creación original y su caída en pecado.

Segunda parte: Es el estudio de las doctrinas bíblicas de la salvacion: expíación, sustitución, redención, reconciliación, propiciación, justificación, elección, predestinación, regeneración, conversión, arrepentimiento, la adopción y la unión mística del creyente con Cristo. Incluye el estudio de las doctrinas acerca de la iglesia: sus miembros, propósito, comisión, culto, organización y ordenanzas. Incluye el estudio de las profecías de la Biblia: principalmente las no cumplidas todavía como el arrebatamiento de la iglesia, la Tribulación, la segunda venida de Jesucristo, el reino milenial, los juicios finales y el estado eterno.

3. Vida de Jesucristo (31 lecciones)

Presenta los eventos principales de la vida de Cristo basado en una exposición del Evangelio según San Marcos. Considera el trasfondo histórico del tiempo para entender el mensaje de Cristo y cómo sirve de ejemplo para la Iglesia hoy.

4. Misiones (43 lecciones)

Es el estudio práctico de cómo cumplir la Gran Comisión hoy día. Se considera cómo ser el vocero apto, cómo impartir el evangelio efectivamente, cómo hacer la obra misionera, cómo amar a los pobres, cómo discipular al nuevo creyente, y cómo establecer una iglesia apostólica con conciencia del Reino de Dios.

Para el segundo semestre tendremos los apartados:

5. Sinopsis A.T. (39 lecciones)

Es un estudio sintético de cada uno de los libros del Antiguo Testamento: Se examina el propósito de cada libro, quién fue el autor, cuándo y a quiénes se escribió. Se identifica cuál es el mensaje de cada libro y cómo se relaciona este con los demás. La meta de esta materia es darle al alumno un concepto panorámico de la Biblia.

6. Sinopsis N.T. (28 lecciones)

Es un estudio sintético de cada uno de los libros del Nuevo Testamento: Se examina el propósito de cada libro, quién fue el autor, cuándo y a quiénes se escribió. Se identifica cuál es el mensaje de cada libro y cómo se relaciona este con los demás. La meta de esta materia es darle al alumno un concepto panorámico de la Biblia.

7. Hermenéutica (28 lecciones)

Es la ciencia de interpretar correctamente la Biblia usando el método gramático-historico tomando en cuenta el impacto directo del contexto en el cual se dio la Palabra de Dios. Se sigue la interpretación literal de las palabras sin ignorar las figuras literarias y retóricas, las parábolas, la poesía y la profecía. Provee las herramientas para ser un buen intérprete de las Escrituras.

8. Homilética (32 lecciones)

Es el arte y ciencia de predicar para comunicar el mensaje de la Palabra de Dios. Se estudia cómo organizar el material, preparar el bosquejo y predicar efectivamente. Presenta a través del estudio de sermones ejemplares un modelo útil para los que empiezan a lanzarse al dificil arte de la predicación, mostrándo cómo decir las cosas de un modo claro y concreto.

9. Oratoria (22 lecciones)

Es el arte de hablar en público con elegancia para persuadir, convencer, educar o informar a un auditorio. Se dan principios básicos de la comunicación, la pedagogía y la homilética para presentar discursos, conferencias, seminarios y sermones.

+ El programa de formación de Planes de estudios específicos

Encontrarás dos niveles en los planes de estudios específicos, como si de una universidad fuera, tendrás Grado y Master, la diferencia es el número de materias que están incluidas. Para entrar en la página de este plan de estudios específicos, pulsa aquí

Planes de estudios de Grado (3 materias):

Grado en Ministerio Pastoral

Las materias a estudiar serán: Ministerio Pastoral, Formación Pastoral y Administración Pastoral.

Grado de Misiones Mundiales

Las materias a estudiar serán: Evangelismo, Misiones y Métodos de Estudio Bíblico.

Grado en Consejería Cristiana

Las materias a estudiar serán: Consejería Pastoral, Consejería Cristiana y Oratoria.

Grado en Capellanía Cristiana

Las materias a estudiar serán: Evangelismo, Consejería Cristiana e Historia del Nuevo Testamento.

Grado en Educación Cristiana

Las materias a estudiar serán: Educación Cristiana, Métodos de Estudio Bíblico y Oratoria.

Grado en Literatura Sagrada

Las materias a estudiar serán: Historia del Nuevo Testamento, Sinópsis del Antiguo Testamento y Sinópsis del Nuevo Testamento.

Planes de estudios de Master (10 materias):

Master en Ministerio Pastoral

Las materias a estudiar serán: Ministerio Pastoral, Formación Pastoral, Administración Pastoral, Evangelismo, Oratoria, Métodos de Estudio Bíblico, Sinopsis del Antiguo Testamento, Sinopsis del Nuevo Testamento, Teología Sistemática 1, y Teología Sistemática 2.

Master en Misiones Mundiales

Las materias a estudiar serán: Evangelismo, Misiones, Ministerio Pastoral, Oratoria, Educación Cristiana, Consejería Cristiana, Métodos de Estudio Bíblico, Sinopsis del Antiguo Testamento, Sinopsis del Nuevo Testamento e Historia del Nuevo Testamento.

Master en Consejería Cristiana

Las materias a estudiar serán: Consejería Cristiana, Consejería Pastoral, Derechos Humanos, Formación Pastoral, Evangelismo, Oratoria, Vida Espiritual, Santidad Bíblica, Historia del Nuevo Testamento y Sinopsis del Nuevo Testamento.

Master en Capellanía Cristiana

Las materias a estudiar serán: Evangelismo, Misiones, Oratoria, Consejería Cristiana, Consejería Pastoral, Derechos Humanos, Historia del Nuevo Testamento, Vida Espiritual, Métodos de Estudio Bíblico y Sinopsis del Nuevo Testamento.

Master en Educación Cristiana

Las materias a estudiar serán: Educación Cristiana, Oratoria, Métodos de Estudio Bíblico, Evangelismo, Mundo Bíblico, Historia del Antiguo Testamento, Historia del Nuevo Testamento, Teología Sistemática 1, Teología Sistemática 2 e Historia Eclesiástica.

Master en Teología

Aquí podrás diseñar tu propio plan de estudio escogiendo las seis materias que más te interesan o mejor te sirvan en tu ministerio, de preferencia clases que no haya tomado antes. Y tendrás que incluir las materias de Historia del Nuevo Testamento, Sinopsis del Nuevo Testamento, Teología Sistemática 1 y Teología Sistemática 2.



 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio