Fortaleciendo el matrimonio

fortalecetumatrimonio

Si Jehová no edificare la casa,
En vano trabajan los que la edifican;
Si Jehová no guardare la ciudad,
En vano vela la guardia.

Salmo 127:1

Uno de los propósitos de la Palabra de Dios es fortalecer a los matrimonios en todas las situaciones que estén viviendo para ayudarles y aconsejarles. Por eso es necesario que esto se convierta en una prevención en el matrimonio teniendo periódicamente encuentros con la Biblia y recomendable entre ellos.
Sea cuál sea el énfasis que busquemos, es necesario recordar periódicamente acerca de la voluntad y el propósito original de Dios con el matrimonio.

Planteemos lo siguiente como una lección y vemos el objetivo:

Pensamiento clave:
Salmo 127: 1-2. – Un matrimonio crece en el amor y el perdón si Dios mismo es el que edifica el matrimonio.

Principios bíblicos:
A. Dios bendice el matrimonio.
– Génesis 2:18. Luego Dios el Señor dijo: «No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada.»
– Otros textos: Proverbios 18:22, Eclesiastés 9:9, Mateo 19:4-5.

B. El matrimonio es una unión que fortalece.
– Eclesiastés 4:9-11. Más valen dos que uno, porque obtienen más fruto de su esfuerzo. Si caen, el uno levanta al otro. ¡Ay del que cae y no tiene quien lo levante! Si dos se acuestan juntos, entrarán en calor; uno solo ¿cómo va a calentarse?
– Otro texto: 1 Pedro 3:7

C. Cada pareja en el matrimonios tiene responsabilidades:
• El esposo ante la esposa.
– Efesios 5:25 y 28. Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella… 28 Así mismo el esposo debe amar a su esposa como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa se ama a sí mismo,
– Efesios 5:33, Colosenses 3:19, 1 Pedro 3:7, Proverbios 31:28, 1 Corintios 7:33
• La esposa ante el esposo.
– Proverbios 31:11-12. Su esposo confía plenamente en ella y no necesita de ganancias mal habidas. Ella le es fuente de bien, no de mal, todos los días de su vida.
– 1 Corintios 7:34, Tito 2:4-5, 1 Corintios 11:3, 1 Corintios 11:8-9, Efesios 5:33, Colosenses 3:18, Efesios 5:21-22, 1 Pedro 3:1-6

D. La armonía y el amor en el matrimonio.
• Proverbios 17:9. El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos.
• Otros textos a estudiar: Colosenses 3:13, 1 Timoteo 3:4-5, Proverbios 17:14, Proverbios 21:19, Proverbios 27:15, Filipenses 2:3, 1 Corintios 7:4.

Conclusión.
El matrimonio desde la perspectiva bíblica es una fuente de amor, seguridad y fortaleza para la pareja misma, para los hijos y para la iglesia.

Para averiguar:
– En el caso de una crisis matrimonial grave de uno de sus miembros o parejas en la iglesia ¿está Usted preparado para una acción de primeros auxilios para reanimar a un matrimonio?
– Y en segundo lugar ¿tiene Usted un contacto telefónico para recurrir a algún profesional consejero o psicólogo cristiano?


Conferencia de la Familia 2017 -Edificando un Matrimonio Fuerte