Ordena tu casa 2

isaias385

Ve y di a Ezequías: Jehová Dios de David tu padre dice así: He oído tu oración, y visto tus lágrimas; he aquí que yo añado a tus días quince años.

Isaías 38:5

Ordena tu casa porque morirás (Parte 2)

Parte II

¿Cómo está la relación con su pareja?

Es una cama vacía, es una cama fría donde hay egoísmo o tiene al tipo con mentiras que siempre le duele la cabeza; la biblia dice que no os neguéis el uno al otro para que Satanás no los tiente. Camas donde no hay comunicación, donde esa parte está muerta, eso genera problema y eso también es desorden, y un caos en una relación de pareja. Es urgente revisar esa parte cuando en una relación no hay comunicación.

Cuántos de ustedes tienen cuartos que parecen bodegas, hay familias que de eso se encargan de pulir solo la fachada pero por dentro todo es un caos. Cuentas del pasado que no han arreglado.

Esos son los asuntos que no ha resuelto con personas y que necesita arreglar, cosas que ha dejado en el pasado pero no hay reconciliación con aquellos que lastimamos.

Guardamos tantas cosas que deben arreglarse desde hace tiempos, ordenemos nuestras casas.

Su casa es de las que tienen grietas, goteras; cuántos de ustedes les ha pasado que se suben al techo para reparar las goteras y cuando se baja se da cuenta que aun hay varias que no logró tapar, y dice la voy reparar otro día, el otro año, lo haré después. Estos son detallitos que tenemos en nuestra casa en donde postergamos lo que es urgente.
Tenemos humedades, goteras y todos esos problemitas que uno no arregla.

¿Qué pasa con esas goteras?,

Son esos pequeños detalles que uno no ve como grandes, pero la fuerza de una gotera para destruir y partir una roca no consiste en el volumen del agua, sino que consiste en la persistencia constantemente; me refiero a una conducta que usted no cambió, situaciones que nos sacan aquellos patrones de conducta y caen en esos malos hábitos, situaciones que no hemos arreglado, hay deudas, hay pequeños detalles en las relaciones de familias que matan, entonces porque no hacerlo hoy mismo; ¿porque no hacerlo hoy que se puede? y no más tarde como muchos hacemos; muchos mandamos flores cuando ya es tarde.

He notado que las personas que mas lloran en los funerales son aquellos que tienen culpa, se quedan lamentando “le pude haber dado un paseíto y no lo hice, nunca salimos ni a la esquina, pude haberle dado ese detalle pero no lo hice, pude haberle dado una buena palabra pero no lo hice” otros dirán no valoré cuando que pude. Esos son unos pequeños detalles que van minando una relación de pareja y por ellos es que muchas personas cuando van al psicólogo explotan en ira con afirmaciones como estas:

· Es que nunca agradece lo que hago
· Es que solo exiges.
· Me cansé.
· Nunca estás cuando se te necesita.
· Nunca estás cuando el niño te necesita.
· Aun me pregunta ¿Cuándo es tu cumpleaños?
· En el cumpleaños de los niños pregunta ¿Qué estás celebrando?

¿Porque no dices te amo hoy que puedes?
¿Por qué no expresas lo que él o ella significa en tu vida?.

No postergue y después se lamente diciendo la regué porque no le pude dar las gracias.

Qué bueno fuera que cada amanecer le diera gracias a esa persona que tiene a su lado, ¿por qué no agradecer por tener a su lado a sus hijos?

Sabe que tengo la costumbre de que todos los días hago una llamada telefónica a alguien para saludarlos y preguntar cómo está su día, y esta semana estaba reflexionando a quien llamo hoy y cuando veo mi agenda me di cuenta que tenía varios amigos que desde hace tiempo no llamaba.

¿Por qué tenemos que esperar que alguien nos salude para levantar la mano?
Cuando podemos hacer la diferencia para que cuando Dios nos visite no nos quede ese lamento de que no pudimos hacer nada por los demás.

Déjeme decirle que si usted se comprometió cumpla, hay gente que dice Señor si usted me bendice le voy a diezmar y después no lo hace porque no le alcanza; le prometí que si me daba más años de vida le iba a servir pero Dios le bendijo y hoy está más lejos de él.

La vida es la gran oportunidad que Dios nos da para prepararnos para la eternidad, porque somos eternos sea que pase toda su eternidad en la presencia del Señor o lejos de su presencia.
La vida hay que organizarla, hay que tenerla en orden y hay tantos detalles que tal vez tenemos que trabajar y nos es más fácil en trabajar para arreglar el mundo, pero no para arreglar asuntos personales, asuntos en los cuales nos hemos comprometido y que hemos postergados y que dejamos para después.

Si a usted le dicen que le quedan 15 años de vida, usted que dirá ¿Cuál será su respuesta?, si el médico le dice que le queda un mes de vida ¿Cuál va ser su reacción? No creo que diga hay que rico que felicidad o responderá como Ezequías Señor tenga misericordia y deme otra oportunidad y mire lo más fascinante es como este hombre ora y Dios le dice al profeta vaya dígale que le doy otros 15 años más.

Soy de los que creen que estamos en la planilla de Dios para un final sea este trágico o no, pero también creo que Dios por su misericordia al que se humilla y le clama misericordia Dios le puede extender mas años de vida; y creo también que si usted está leyendo este tratado es porque Dios en su misericordia quiere que usted arregle su casa.

Como dicen las sagradas escrituras por la misericordia de Dios no hemos sido consumidos y es una gracia que nos ha dado, le cuento que Yo tuve un accidente en donde murieron 13 personas ¿y porque quedé con vida?, porque yo era el más inteligente No, fue por la gracia de Dios y por su misericordia; usted no está vivo por que es afortunado, porque es más guapo “No” verdad, es por la gracia de Dios.

Cada vez que terminamos un año mas es una gran bendición; creo que a un hombre que se humilla Dios le oye, Ezequías se humilló y lloró y le dijo: Señor tenga misericordia y deme más años de vida. Ahora si a usted el médico le dice que se va morir, que tal que el médico le haga una pregunta ¿y para que quiere más años de vida? Entonces si usted le pide más años de vida al Señor la pregunta es ¿para qué?, será para vivir en el desorden en el que vive, en el caos con el que lleva su vida desperdiciando cada día en drogas, alcohol, desesperado, no valora el cuerpo, ese templo que Dios le dio.

Yo pienso que cuando le pido mas años de vida el me dice y para qué; que tal que yo hubiera salido de ese hueco donde murieron mis compañeros y hubiera dicho hay que bueno ahora puedo vivir la vida con libertad y desperdiciarla completamente. Los que hemos vivido la experiencia de estar tan cerca de la muerte somos las personas que nos volvemos mas agradecidos con Dios por cada momento que hemos vivido, porque sabemos que se siente tener la muerte tan cerca; y este hombre pidió vida pero sabe para qué, el pidió más años de vida y cuando el Señor le concedió su petición Ezequías dijo el que vive este dará alabanza por tanto cantaremos nuestros canticos en la casa de Jehová todos los días de nuestra vida.

Para que quiere vivir, para alabar a Dios, es usted de aquellas personas que dice Señor dame mas años de vida para traer más gloria a la tierra en todo lo que haga y en todo lo que emprenda. Piense que la sal tiene un propósito y es salar y si no sala no sirve; entonces porque personas viven en un caos y en un vacío, sus casas grandes, vacíos inmensos porque no viven para el propósito para el cual Dios los creó.

La vida no tiene sentido cuando solo viven para ellos, construir mejores casas, grandes fachadas, grandes imperios, y no es que todos estos afanes sean malos, pero sin Dios nada sirve.

Diferente sería vivir para el señor para manifestar su gloria en todo lo que hagamos, con nuestros dones, con nuestros recursos económicos, con mis capacidades y pedir todos los días la bendición de sentir su presencia todos los días.

Cuantas personas quieren decirle al Señor si quieres úsame tengo 85 años, estoy entubado, a puras transfusiones de sangre y con oxigeno en este hospital; si quieres mándame al África Señor donde tú quieras, como comida para los caníbales a donde te sirva; el señor dirá hijo ya para qué, cuando tenías fuerzas, cuando tenías pasión, cuando tenías recursos no lo hiciste, pudiste haber hecho algo con lo que te di.
Recuerdo una película que en lo personal me gustó se titulaba la Lista de Schindler y veía como ese hombre en su angustia dijo: “pude haber salvado mas, pude haber ayudado a más personas” pude haber salvado a más judíos, otros dirán yo pude haber salvado a más con mis recursos.

Muchos no viven para la gloria del Señor y mire que el Señor los creó para eso con todo y lo que tienen; la vida de tantos pasa aquí en la tierra sin trascender, a nadie le sirvieron para nada; la sal no sirvió, la vida que Dios les dio, los recursos que les dio los desperdiciaron, pero hubo un hombre que entendió el papayaso que Dios le dio y le dijo señor estaré en tu casa todos los días de mi vida y mire como este hombre dijo algo muy importante andaré humillado en tu presencia, andaré con humildad y esos son lo que saben que viven por la gracia de Dios, viven postrado en humildad.

Jesús nunca le dijo a la humanidad imiten mis milagros, imiten como camino sobre las aguas, imiten como les doy pan a los necesitados e imiten mis cosas grandiosas; lo único que el Señor dijo: aprendan de mí que soy manso y humilde de espíritu.
Esos son los que viven agradecidos, los que viven postrados y saben que lo que tienen es por su gracia, reconocen quiénes son y que no son, tienen claridad frente a eso y reconocen que cada día es una gracia que el Señor les permite vivir, por tanto viven para cumplir una misión que Dios les ha dado.

Si usted está infeliz con la vida, aburrido que no sabe qué hacer, se quiere suicidar, entonces entre en contacto con los hospitales, vaya a las cárceles, vaya a los barrios marginados, vaya a otras personas que están sufriendo y diga Señor úsame usa mis recursos, usa mis manos, mis pie, usa mi mente que yo no viva únicamente para construir mi propia gloria, que viva para traer tu gloria aquí en la tierra como el Señor dijo así alumbre nuestra luz delante de los hombres y vean nuestras buenas obras y terminen no glorificándote a ti ni levantando estatuas para usted sino que terminen glorificando a nuestro padre que está en los cielos.

Tómese unos minutos para reflexionar si hoy fuera el ultimo día, como el Señor encontraría tu casa, tienes asuntos no resueltos, hay basura en su vida, hay desorden en algunas áreas, usted es de los que postergan; si oyeres hoy su voz no endurezcáis vuestros corazones, buscad a Jehová mientras pueda ser hallado, llamadle en tanto que está cercano, deje el impío su camino y vuélvete a Jehová el cual es amplio en perdonar.

Quiero que sepa que Dios está listo para escucharle así que hoy puede decirle Señor hoy quiero entregarte mi casa, consagrar mi vida a ti, que mi trabajo sea de bendición porque mis recursos también son tuyos.

Hoy puede ser tu último día, como el mío y que Dios tenga misericordia de nosotros que nos extienda los años aquí en la tierra y como oró el sabio Moisés enséñame a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría; como Ezequías tal veztú quieras derramar lagrimas delante de Dios, quizá hace tiempos no te quebrantes delante de Dios y que hace tiempo no le ha dicho que tenga misericordia de usted.

Mi querido amigo quizás desde ratos trae su vida en desorden y Dios te ha llamado y te ha traído para que estés leyendo este mensaje.

Quizá no es lo que tú quieres escuchar, pero quizá es lo que Dios quiere decirte sobre tu vida, para que pases revista y examines los caminos por dónde vas, y lo que estás haciendo, en que estas invirtiendo tu tiempo.

Quiero terminar pidiéndote que me acompañes:oh padre tenga misericordia de nosotros, padre porque postergamos tantos y tendemos a dejar todo para más tarde. Pero hoy quiero entregar todo lo que tengo, Señor a ti te entrego toda la vida que me queda, no sé cuantos años más me quedan pero a ti entrego hoy mis fuerzas, mis talentos, úsame padre para tocar vidas aquí en la tierra. Ayúdame a abrazar aquellos a quien nunca he abrazado, a valorar y a celebrar mi tiempo en familia, a disfrutar de mi cónyuge, de mis hijos para no llorar para cuando ya no los tenga.
Señor gracias por el regalo que nos has dado, esa vida tan hermosa, sana mi corazón, Señor líbrame de resentimiento de amarguras de tanta basura que he acumulado, que me impide ser libre para amar, para empezar a perdonar, quítanos todo este caos que cargamos y que la sangre de Cristo limpie nuestra casa, limpia mi vida Señor.

Quiero darte gracias porque otros ya no están acá, pero Yo si estoy acá por tu gracias y que cada día pueda decirte Señor puedes venir cuando quieras porque mi casa está limpia y ordenada.


Ordena Tu Casa, Porque Moriras 2 | Predicas Cristianas

Anterior Siguiente