sin pecado

1pedro222

el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca;

1ª Pedro 2:22

POR RIGOBERTO A. GALVEZ (1 PEDRO 2:21-25 / ISAIAS 53:4-6)

1 Pedro 2:21-25 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
21 Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;
22 el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca;
23 quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente;
24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.
25 Porque vosotros erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas.
Isaías 53:4-6 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.
5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

INTRODUCCION

El mensaje de esta mañana encierra, varias fases, estados o etapas del creyente, del seguidor de Cristo. No diré “cristiano” porque hoy día, el término “cristiano” es empleado en forma “casual”. Ser cristiano es sinónimo de “soy cristiano porque no soy otra cosa, entonces por defecto soy cristiano.

Sin embargo, estoy convencido que todos “hemos sido pecadores”. Aunque no faltaría alguien que dijera “yo no”, “yo me declaro limpio”. Por tanto, cuando la Biblia dice: “23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23) Alguien pudiera decir: “todos menos yo”.

Frecuentemente escuchamos personas que dicen: “esa persona SI necesitaba el  evangelio, que bueno que se ‘metió a la religión’…”

¿Pero que, de otros versículos Bíblicos, que las mayorías si están dispuestos a reclamar?
“vida eterna” … ¿“todos menos yo”?
“iré y preparare un lugar para ti” … ¿“todos menos yo”?
“regresare por ti” … ¿“todos menos yo”?

1) El Vino; 2) El llevo nuestras cargas; 3) El pago por mis pecados.

1:18 Sabiendo que habéis sido rescatados de vuestra vana conversación, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro ó plata; 19Sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación:
24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.

3:18 Porque también Cristo padeció una vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos á Dios, siendo á la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;

I. VINO A UN MUNDO PECAMINOSO

A. Este es un mundo pecaminoso y lleno de pecadores.
Debemos reconocer que este es un mundo lleno de pena, dolor, enfermedad, depravación, guerra, hambre e injusticia. Un mundo corrupto (o corrompido) poblado por gente llena de odio, crimen, pleito; llenos de mentiras y degeneración.
1. No siempre fue igual
2. Vino de un lugar donde no existe el pecado.

B. Jesús no tenía pecado
22 el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca;
23 quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente;

C. Jesús vino del cielo
Filipenses 2:5-7 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,
6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,
7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;

II. LLEVO NUESTRAS CARGAS

24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.
4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.
Indiscutiblemente Isaías 53, habla del Mesías. Cada detalle del profeta corresponde con precisión y exactitud a la persona y a la obra de Nuestro Señor Jesucristo.

Nadie, absolutamente nadie a través de poder personal, influencia socio-económica, ni de ninguna otra virtud o talento puede reemplazar las palabras de esta profecía.
El Recibió nuestro castigo, El sufrió por usted (2:21)
El no cometio ningún pecado (2:22) & (Isaias 53:9)
Se dispuso con los impíos su sepultura, pero con el rico fue en su muerte, aunque no había hecho violencia, ni había engaño en su boca.

Escrito hace aproximadamente 800 años ANTES del nacimiento de nuestro Salvador, la predicción es tan especifica que ningún mortal común y corriente pudo haberlas inspirado o cumplido.

En una metáfora científica seria como subirse a un avión, tirar una semilla de maíz estando a 2000 pies de altura y que dicha semilla cayera justamente dentro de una cubeta en el suelo.
5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

Este capítulo es una prueba irrevocable que la Biblia es un libro inspirado por Dios y es testimonio vivo de la (deidad) Divinidad de Jesucristo.

Detalles de su castigo:
La Palabra de Dios nos ilustra en forma gráfica, el grado de sufrimiento, de castigo, y el contraste entre EL, Usted y Yo.
Cualquiera pensaría que Dios estaba castigando a este hombre, por sus propias faltas y pecados, cuando en realidad él fue castigado por Nuestras rebeliones.

Examinemos:
5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
a) Herido, mas allá de cualquier enfermedad él fue crucificado
b) Molido, triturado, aplastado por el peso de nuestro pecado

a. El pecado, mata, destruye, EL FUE ENTREGADO
26 Entonces les soltó a Barrabás; y habiendo azotado a Jesús, le entregó para ser crucificado. (Mat 27:26)
c) Llaga del pecado fue sobre él.

El poder de la verdad, de redención de Jesús, es tan profundo que los estudiantes o escolares Bíblicos aún no han podido descifrar. Como explicar lo siguiente: Definición de expiación

Expiación es una palabra que tiene su origen etimológico en el latín y más concretamente en el término “expiatio”, que se encuentra conformado por los siguientes componentes: el prefijo “ex”, que puede traducirse como “hacia fuera”; el vocablo “pius”, que es equivalente a “piadoso”; y finalmente el sufijo “-ción”, que viene a indicar acción y efecto.
Expiación es la acción y efecto de expiar. Este verbo hace referencia a purificarse de las culpas mediante algún sacrificio, a cumplir con una pena impuesta por las autoridades o a padecer ciertos trabajos a causa de malas acciones.

POR MEDIO DE DICHA Expiación, el ser humano puede RECONCILIAR su alma con Dios.

En el antiguo testamento existía un proceso de purificación:
30 Porque en este día se hará expiación por vosotros, y seréis limpios de todos vuestros pecados delante de Jehová. (Levítico 16:30)

III. FUE NUESTRA EXPIACION

Juan 1:29Reina-Valera 1960 (RVR1960) El Cordero de Dios
29 El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.
25 Porque vosotros erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas.
Is. 53:10Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando hubiere puesto su alma en expiación por el pecado, verá su linaje, prolongará sus días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada.

El murió por mis pecados… Es muy simple decir que Jesús murió por el pecado del mundo… Es fácil ver a poncio Pilato, a los religiosos que lo entregaron, a judas, a Caifás, ver la cobardía de sus propios discípulos, después de todo, ellos lo crucificaron. Ellos fueron, pobrecito Jesús. La realidad del día es que hoy por hoy. El murió por mis pecados.

“Hoy puede decir ‘Por sus heridas he sido sanado’…”
6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

¿Quien? Todos sin excepción. La triste figura de nosotros mismos es que nos descarriamos y nos apartamos del camino de Dios. Las ovejas son notorias por pasar por desapercibidas, por distraerse, por estar en un estado adormecido, NO alertas ni al tanto de las circunstancias. Sus mentes están en el próximo lote de hierba o zacate. En busca de llenar sus propios estómagos fácilmente se pierden. Siempre viendo hacia abajo.

Nosotros también fácilmente nos descarriamos, en la vida también, nuestra vanidad, egoísmo, avaricia, orgullos, deseos, ambiciones y “agendas” nos causan a apartarnos del camino. Vivimos de acuerdo a nuestros deseos, en vez de vivir de acuerdo a la Palabra.
… más Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.
16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. (Juan 3:16)
8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. (Romanos 5:8)

La Ley Del Amor ¿Como? Por medio del poder de la sangre de Jesús.
Por un acto de misericordia hemos encontrado el perdón.
Apoc 12
10 Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.
11 Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.

CONCLUSION

¿Que necesito hacer para ser cubierto por la sangre de Jesús?
La redención de todos viene sola y exclusivamente a través de Jesucristo, el sufrió en nuestro lugar, para que nosotros, los que hemos decidido seguirle, no suframos las consecuencias de un castigo eterno. Muerte al pecado = vida eterna.

Col 3:3Porque muertos sois, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.
Para poder restaurar mi alma con Dios primero debo nacer de nuevo. No permita que sea yo el que le explique: Vea lo que dijo Jesucristo: Juan 3

Si usted que me escucha se encuentra perdido, entonces es mi honor declarar las buenas nuevas de Jesucristo. Dios le ama. Cristo murió por usted. El Sufrió la agonía en la cruz por su gran amor hacia usted. Si lo hizo por usted.

24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.


1a Pedro 2:11-25 Pastor Mark Webb 5 de 12

Anterior Siguiente