Taller familiar 20

Taller familiar
Samuel Clark
Marcando el Paso: Un Retiro con Dios

Queridos amigos casados:

No hay cosa que ayude más a tener hijos creyentes y sumisos al Señor a que vean estos que sus papás creen en Dios y practican su fe. Esta clase de vida de confianza se observa en varias costumbres familiares que debiéramos practicar regularmente. He aquí unas sugerencias:

  • -Bendecir la mesa antes de comer, o como algunos lo hacen, después de la comida para expresar nuestra gratitud a Dios.
  • -Un tiempo regular para leer las Escrituras y orar como familia por nuestros problemas, oportunidades y necesidades.
  • -Asistir como familia a la iglesia.
  • -Buscar la dirección divina cuando tomamos decisiones y hacemos planes que afectan a la familia.
  • -Como padres, siempre orar por cada hijo y bendecirlos en sus caminos y actividades personales.
    Prácticas como éstas forman una impresión muy fuerte en la vida de los hijos. Además mantienen un ambiente agradable para todos que propicia una buena vida familiar. Aun cuando los niños pequeños no entienden del todo lo que hacemos, estamos enseñándoles nuestra fe en Dios.

Inevitablemente llegan pruebas a cualquier familia. En el tiempo de estos problemas la tentación es no seguir con las costumbres espirituales. Ese es un grave error. Es cuando más necesitamos la ayuda de Dios. Cuando nos cuesta mucho es cuando más valor tendrá para nosotros buscar a Dios, aun cuando sentimos que no es tan efectivo.

Una de las prácticas más valiosas que pueden hacer como pareja es asistir a un retiro espiritual para matrimonios. El énfasis sobre la relación de pareja y la tarea de los padres va a enriquecer mucho la vida familiar. Si no es posible asistir a un retiro, la pareja puede hacer su propio retiro por un día. Para lograr un buen tiempo deberían hacer unos arreglos previos:

  • -Estar de acuerdo como pareja sobre cuándo y cómo lo van a hacer. Un parque cercano o el rancho de un amigo sería bueno.
  • -Hacer un arreglo para el cuidado de los hijos por un día. Tal vez puedan hacer el trato de cuidar a los hijos de otra pareja para que ellos también hagan su retiro.
  • -Preparar una comida sencilla de campo para tomar en la hora adecuada, pero no mucho para que no dé sueño.
  • -Apartar un tiempo adecuado (unas 7 a 8 horas) para hacer su retiro espiritual sin estar apurados. Mejor empezar ese día bien temprano.
  • -Estar orando días antes por ese tiempo para que no haya obstáculos ni problemas para lograr su objetivo. Ya sabemos que el diablo tratará de echarlo a perder de alguna manera.
  • -Llevar su Biblia, un cuaderno y pluma o lápiz para tomar apuntes…¡y listo!

Permítanme hacer algunas sugerencias sobre cómo hacer un retiro de pareja solitos. No se asusten por cuánto tiempo sugiero, pues, es sólo una guía. Puede ser más o menos tiempo en cada actividad. Se sorprenderán de qué rápido pasa el tiempo con Dios.

¡Manos a la obra!

Abrazos, Samuel

Publicado en los navegantes

Volver al taller de familia