Una cosa te falta

marcos1021

Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta …

Marcos 10:21

Texto: Lucas 18:30: «Cierto dirigente le preguntó: —Maestro bueno, ¿qué tengo que hacer  para heredar la vida eterna? 19 —¿Por qué me llamas bueno? —respondió Jesús—. Nadie es bueno sino solo Dios.20 Ya sabes los mandamientos: “No cometas adulterio, no mates, no robes, no presentes falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre.” 21 —Todo eso lo he cumplido desde que era joven —dijo el hombre. 22 Al oír esto, Jesús añadió: —Todavía te falta una cosa: vende todo lo que tienes y repártelo entre los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Luego ven y sígueme. 23 Cuando el hombre oyó esto, se entristeció mucho, pues era muy rico.24 Al verlo tan afligido, Jesús comentó: —¡Qué difícil es para los ricos entrar en el reino de Dios!25 En realidad, le resulta más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios. 26 Los que lo oyeron preguntaron: —Entonces, ¿quién podrá salvarse? 27 —Lo que es imposible para los hombres es posible para Dios —aclaró Jesús. 28 —Mira —le dijo Pedro—, nosotros hemos dejado todo lo que teníamos para seguirte. 29 —Les aseguro —respondió Jesús— que todo el que por causa del reino de Dios haya dejado casa, esposa, hermanos, padres o hijos, 30 recibirá mucho más en este tiempo; y en la edad venidera, la vida eterna.»*

Introducción:
En la vida podemos notar cuando algo falta. Puede ser a una comida bien preparada, pero falta de algún tipo de sazón. Al igual que en esta historia con tantas lecciones para aprender. Un Joven Rico que lo tenía todo, pero le faltaba una cosa.

Trataremos los siguientes Puntos:
(1) Una Pregunta Importante.
(2) Maestro Bueno.
(3) Una Confesión Sincera.
(4) Todavía te falta una cosa.
(5) Una Respuesta Triste.
(6) Una Promesa.

Lección:1.

1. Pregunta Importante. — ¿Quién era este hombre rico? El Evangelio de Mateo nos dice que era JOVEN. El Texto de Lucas que hemos leído dice que era un DIRIGENTE. Este hombre era un aristócrata, y se dirige a JESÚS de una manera extraña, por lo menos ante los ojos de la gente. Un hombre rico postrándose a los Pies de un hombre que en realidad era Pobre a los ojos de los demás. Al igual que mencionamos en la lección de la Semana Pasada, no podemos juzgar a una persona por las cosas que posee, especialmente cuando se trata de las cosas Eternas. El Joven Rico traía la mejor pregunta que una Persona pueda hacer y es: ¿Qué puedo hacer para heredar la Vida Eterna? Veamos el siguiente punto.

2. Maestro Bueno. — El Joven Rico y Dirigente, muestra algo de humildad hacia JESÚS, postrándose delante de Él, y llamándole BUENO. En el pensamiento judío, Dios es Bueno, y sería difícil aplicarle eso a una persona cualquiera.[1] La respuesta de nuestro Salvador es clara: Bueno solo hay uno, Dios. Con esto debemos notar que JESUCRISTO en si le pregunta: ¿Tu crees que YO SOY Dios? Cuando se trata de la Vida Eterna, tenemos que tener un corazón que crea que JESUCRISTO es el Hijo de Dios, el único Camino al Padre Eterno. Sigamos con el siguiente Punto.

3. Una Confesión Sincera. — No hay duda que este Joven Aristócrata era un buen hombre pero reconocía en lo íntimo de su corazón que algo faltaba en su vida.[2] Su Respuesta era sincera. Era un hombre religioso, cuidadoso de guardar la Ley de Moisés como buen Judío. “Todo eso lo he cumplido desde que era joven —dijo el hombre.” Ante sus propios ojos, él había cumplido con todo, aunque se daba cuenta que necesitaba algo. ¿Qué le faltaba? Veamos la respuesta en el siguiente punto.

4. Todavía te falta una cosa. — Esa es la respuesta que nuestro SEÑOR le da a este Joven aristócrata. Parece que no, pero la esencia de lo que le faltaba a este joven rico era dejar lo que estorbaba, y seguir a JESÚS. Los estorbos en la vida de uno causan grandes problemas para nuestra vida espiritual. Dios conoce las cosas más íntimas y secretas de nuestro corazón. Veremos dos cosas sobre la religiosidad de este hombre.

a. La Primera Tabla de la Ley de Moisés contenía los Cuatro Primeros Mandamientos que tenían que ver con la relación entre el hombre y Dios.

b. La Segunda Tabla de la Ley de Moisés contenía los siguientes seis Mandamientos que tenían que ver con la relación entre el hombre y su prójimo. La lista que JESÚS le había dado en nuestro Texto a este hombre sobre los Mandamientos pertenecían a la Segunda Tabla en relación con su semejante. El Joven Rico confiesa que él había sido muy cuidadoso en cumplirlo desde su juventud. Se portaba como debía con su prójimo. Pero veremos que la primera TABLA de la Ley entraba ahora, y era el que NO TENDRÁS OTRO DIOS, o DIOSES AJENOS.

i. El amor al dinero es “IDOLATRÍA”.

ii. La avaricia es IDOLATRÍA.

iii. No se puede servir a dos señores, como dice Mateo 6:24:

(1) «Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas.»

iv. Sigamos con la Respuesta de nuestro SEÑOR en el siguiente punto.

5. Una Respuesta Triste. — Hemos visto que el verdadero dios de este hombre era la comodidad, y a lo que daba culto era a sus posesiones y a su riqueza. Y por eso JESÚS le dijo que tenía que darlo todo.[3] Palabras difíciles. Tenía que darlo todo a los pobres. Tenía que dar aquello que había llegado a ser su dios para poder seguir a JESÚS. Si algo domina la vida de uno y ocupa nuestros pensamientos, energía y devoción, entonces eso está ocupando el lugar de nuestro SEÑOR. Para ser feliz, y heredar la vida eterna, hay que dejarlo todo. Y eso es lo que JESÚS le dice a este hombre: Deja lo que has hecho tu dios, para poder seguirme y heredar la vida eterna. Nadie puede servir a dos Dioses o Señores. Para Servir a JESUCRISTO necesitamos entregarle toda nuestra vida.

a. El joven rico le estaba dando preferencia a su ídolo perecedero, así como todos los llamados placeres de este mundo, que ofrecen tanto, pero que pasan como la hierba se seca.

b. ¡Oh! Si solamente hubiera pensado que su devoción al verdadero Dios, le daría la Vida Eterna, que nunca se corrompe, ni perece. Con esto concluimos con el último punto.

6. Una Promesa. — En respuesta a la pregunta del apóstol Pedro, nuestro SEÑOR le responde con la Promesa de Vida Eterna por haberlo entregado todo a Él. Dios nos está llamando a entregarle a Él TODA NUESTRA VIDA sin dejar nada que estorbe.

7. RESUMEN:

a. El Dios Bueno nos está llamando a servirle solamente a Él.

b. Una entrega total, lleva la promesa de Vida Eterna.

Notas:

1. James A. Brooks, Mark, NAC, p. 162, Hendrickson.

2. William Barclay, Comentario al Nuevo Testamento, p. 344, editorial CLIE.

3. Ibid.

Por el pastor: Daniel Brito de sermonesworpress

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional.

Mensaje Billy Graham

Anterior Siguiente