Yo-no-creo-en-Dios

jeremias313

¿DICES QUE NO CREES EN DIOS?

Puede que no creas en Dios, pero hay alguien en este universo que te ama con un amor eterno.
¿Quieres saber quién es?

Existe alguien que te ama tanto que ha planificado para tu vida un plan maravilloso, desde antes de nacer, y está deseando aplicarlo a tu vida, para que tú seas feliz.
Tiene tanto que ofrecerte, y tan poco que pedir a cambio, que sería una tontería no aceptar su regalo. ¿Quieres saber quién es?

Es Dios (a quién tú no crees):
Él, es el Creador del Universo

Imagínatelo, ser el hijo del creador de todo el universo. Parece mentira, pero ¡es completamente real!.
Quizás te estés preguntando, “Si realmente Dios existe y creó todo, ¿Por qué habría de preocuparse lo que me pase a mi, en esta vida?“.

Lo creas o no, Dios se preocupa de ti, de tu vida, de tu felicidad, y de muchas cosas más. Él desea que seas feliz, y no solo lo desea, sino que está dispuesto a intervenir para conseguirlo.

Yo no creo en Dios…

Evitando discusiones teológicas, filosóficas y de otros tipos, vamos a ser muy sinceros contigo, y lo más claro posibles:

Si eres de los que no creen en Dios, te animamos a seguir leyendo esto, y te proponemos un trato:

Te pedimos por favor, que no creas una palabra de lo que vamos a decirte. Las palabras son simplemente palabras, y pueden decir verdades o mentiras. El trato que te proponemos es que todo lo que leas, lo compruebes por ti mismo.

Si de verdad Existe un Dios, que se preocupa por nosotros, no hace falta que creas estas palabras, porque en cualquier momento podrías comprobarlo por ti mismo.
Nosotros no creemos en un Dios que no da la cara, o que no atiende las peticiones de sus hijos. Creemos en un Dios VIVO, un Dios de amor, que está deseando contestar tus oraciones, que está deseando solucionar ese problema que tanto te oprime y no te deja vivir, que está deseando llevar esa carga que no te deja respirar ni ser feliz.

Nosotros creemos en un Dios que desea orientarte en las mejores decisiones para tu vida, y ayudarte a ser alguien mejor. Alguien que se olvide del pasado, y que con el poder de Dios sea una persona nueva, alegre, y bendecida.

Dios tiene algo maravilloso esperando para ti, no solo en esta vida, sino en la vida que nos está preparando para cuando venga a buscarnos.

¿Todo esto te suena a fantasía? No te lo creas… compruébalo por ti mismo. Si nada ocurre, no habrás perdido nada y podrás continuar con tu vida tal y cual está. Pero si lo rechazas sin comprobarlo, podrías estar perdiéndote algo importante…

¿No harías ese pequeño esfuerzo?

Dios es un Dios de Amor. Él es bueno.

Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían ( Nahum 1:7)
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. ( Juan 3:16)

Dios se preocupa por ti y por tu vida.

¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre. Pues aun vuestros cabellos están todos contados. Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos. ( Mateo 10:29)
Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.(Mateo 6:30)

Dios te escucha y responde cuando le hablas con sinceridad.

Porque en ti, oh Jehová, he esperado; Tú responderás, Jehová Dios mío.( Salmos 38:15)
En cuanto a mí, a Dios clamaré; Y Jehová me salvará. ( Salmos 55:16)
Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis (Mateo 21:22)
Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido ( Juan 16:24)

Dios quiere darte algo más que la felicidad, quiere darte la Vida Eterna

Y esta es la promesa que él nos hizo, la vida eterna. (1 Juan 2:25)
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. ( Juan 3:16)
Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios (1 Juan 5:13)
Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo (1 Juan 5:11)

Toma un momento de reflexión

Si Dios es el creador, y le importas y está deseando hablar contigo, entonces, ¿Que te impide hablar con Él?, habla con Él ahora, dile todo lo que hay en tu corazón, cuéntale porqué no crees en Él, eres tú y Él, no hay nadie más. Estás en línea directa con Dios, y Él promete darte respuesta. Si eres alguien que no cree en Dios, inténtalo, nadie está presente, sólo Dios. Y Dios tiene poder para responderte, y para transformar tu vida.

Recuerda que Dios no es propiedad ni representante de iglesias, religiones, curas y obispos. Dios es el creador del universo, es el Rey de reyes y Señor de señores y está por encima de toda cosa humana. Tú y Él es lo único importante ahora, y Él está dispuesto a dar Su tiempo para escucharte y contestarte.

Si te pones en sus manos, Él hará con tu vida lo que ha planeado, que es lo mejor para ti.

El plan de Dios para ti

1 ÉL TE AMA

Dios desea que tú le conozcas personalmente. Desde que Él te puso en este planeta, ha deseado tener una relación contigo. A través de Él es que puedes alcanzar el propósito de tu vida.

El quiere dar sentido a tu existencia y promete darte la vida eterna inmediatamente al poner tu fe en el Señor Jesucristo.

Dios te ama y te invita a que recibas la salvación eterna que El ofrece gratuitamente para que puedas “ser hecho hijo de Dios” nacido en su familia y capacitado para tener una relación personal con Él para siempre.

LA BIBLIA DICE
“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” Juan 3:16
“…mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” Romanos 6:23b
“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.” Juan 1:12,13.
“…Yo (Jesucristo) he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” Juan 10:10b

2 EL PROBLEMA
Como la mayoría de las personas, quizá también hayas elegido dejar a Dios fuera de tu vida

Dios no te creó como una máquina para que le ames y le obedezcas de forma automática. Él te ha dado voluntad y libertad de elección.

Desde el principio de la historia, el ser humano ha vivido alejado de Dios, separado de El por su pecado. Dios es santo y todo lo que no es puro y santo es inaceptable a Dios. La raza humana dejó su condición de inocencia y desconocimiento de lo malo y cayó en el pecado cuando escogió desobedecer a Dios. Esta decisión de desobedecer el mandato de Dios y escoger su propio camino es pecado. El pecado causó muerte espiritual la cual nos separó de Dios. Nosotros heredamos la naturaleza pecaminosa de nuestros padres y pecamos porque somos pecadores.

Esta gran separación entre nosotros y Dios nos deja solos e insatisfechos en la vida, creando un vacío gigante en nuestro corazón sin que exista nada que pueda llenar ese vacío, SÓLO DIOS.

LA BIBLIA DICE

“Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios…Porque la paga del pecado es muerte.” Romanos 3:23; 6:23.
“(Después de que Adán peco) Y lo sacó Jehová del huerto del Edén.” Génesis 3:23b

3 EL REMEDIO DE DIOS
JESUCRISTO ES LA ÚNICA SOLUCIÓN PARA UNIR ESTA SEPARACIÓN

El pecado siempre nos lleva a la muerte. Por esto, un acto definitivo de Dios se requería para remediar el problema del pecado. Dios tuvo que enviar a su Hijo Perfecto – Jesucristo – para pagar la penalidad del pecado y así cumplir toda la sentencia de la Ley de Dios que había contra nosotros como pecadores. Por su propia voluntad Jesucristo sufrió y murió en lugar nuestro, pagando el castigo por nuestros pecados y de esa forma alcanzarnos la misericordia de Dios a ti y a mi.

Tres días después de su muerte, Dios levanto a Jesucristo de entre los muertos. Jesucristo ahora vive, restaurando nuestra oportunidad de tener una relación con Dios. JESUCRISTO ES LA ÚNICA SOLUCIÓN para el problema del pecado.

LA BIBLIA DICE

“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.” Romanos 5:8
“Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.” Hechos 4:12
“Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.” 1 Timoteo 2:5
“De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra (Jesús), y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.” Juan 5:24

4 NUESTRA RESPUESTA
TENEMOS QUE TOMAR UNA DECISIÓN

Nuestra respuesta al plan de Dios es de vital importancia. Solo podemos tener vida eterna si aceptamos sus términos de cómo ser reunificados con El. Dios mismo ha provisto del único medio para restaurar una relación correcta con El. Esta es alcanzada cuando nos arrepentimos y ponemos nuestra confianza en Jesucristo quien murió en la Cruz tomando nuestro lugar, haciendo lo que no podíamos hacer por nosotros mismos. Debemos creer que Jesucristo es el único medio para llenar el gran vació de nuestro corazón.

LA BIBLIA DICE
“De éste (Jesucristo) dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recirán perdón de pecados por su nombre.” Hechos 10:43
“(Jesús dijo) No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.” Juan 14:1
“Mas a todos los que recibieron (Jesús), a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.” Juan 1:12

5 LA PROMESA DE DIOS
LA RELACIÓN CON DIOS Y VIDA ETERNA CON EL

En la Biblia, Dios te promete muchas cosas cuando se las pides sinceramente y lo crees. Al confiar en Jesucristo como tu Salvador, El perdona tus pecados. También te da la promesa de vida eterna con El y paz con Dios.

LA BIBLIA DICE
“Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.” Romanos 10:13

“Ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.” Romanos 8:39
“Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.” Romanos 5:1

“El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna…” 1 Juan 5:12-13

Aceptar el remedio de Dios por nuestro pecado es la única manera de ¡SER SALVO, SER UN HIJO DE DIOS !

6 ¿CÓMO ENCONTRAR ESTA VIDA?

1. Entendiendo cual es el plan de Dios para ti. El te ama.
2. Reconociendo que tienes un problema profundo. Eres pecador y estás separado de Dios.
3. Creyendo que Jesucristo es el remedio para tu rebelión contra Dios. El es la provisión de Dios para ti.
4. Aceptando la invitación de Jesucristo para rescatarte del castigo de tu pecado – la muerte y separación eterna de Dios. Debes responder intencional y personalmente.
5. Confiando en la promesa de Dios para tu salvación.

LA BIBLIA DICE
“Esta es la palabra de fe que predicamos: Que si confesares con tu boca que JESÚS es el SEÑOR, y creyeres en tu corazón que DIOS le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado. ”

Romanos 10:9,10.

(Carta a los Romanos capítulo 10, verso 9 y 10.)

¿Sabes tu lo que significa “SER UN HIJO DE DIOS “? No quiere decir que jamás vas a tener problemas o preocupaciones. En realidad significa que tu relación con Dios ha sido restaurada. Ahora puedes estar seguro(a) de tener un lugar en el cielo.
Que Dios te bendiga al empezar una nueva vida en Cristo.


Hechos Cap. 26 – Pablo ante Agripa – Por poco me convences a ser cristiano

Anterior Siguiente