Quién soy en Cristo

Yo soy la sal de la tierra MATEO 5.13 13 Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.
Yo soy la luz del mundo MATEO 5.14 14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.
Yo soy un hijo de Dios JUAN 1.12 12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;
Yo soy parte de la vid verdadera y la vida de Cristo
fluye a través de mí.
JUAN 15.1,5 1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. * 5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.
Yo soy amigo de Cristo JUAN 15.15 15 Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os
las he dado a conocer.
Yo soy elegido por Cristo para dar fruto. JUAN 15.16 16 No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.
Yo soy el testigo personal de Cristo enviado para
hablar de El a todos.
HECHOS 1.8 8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Yo soy siervo de la justicia. ROMANOS 6.18 18 y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia.
Yo soy siervo de Dios que me hace santo y me da vida
eterna.
ROMANOS 6.22 22 Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.
Yo soy hijo de Dios; puedo llamarlo Padre
mío.
ROMANOS 8.14-15 14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. 15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!
Yo soy hijo de Dios; puedo llamarlo Padre
mío.
GALATAS 3.26; 4.6 26 pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; * 6 Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!
Yo soy coheredero con Cristo, heredero de su
gloria.
ROMANOS 8.17 17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.
Yo soy templo de Dios – una vivienda suya -. Su
Espíritu y su vida viven en mí.
1 CORINTIOS 3.16; 6.19 16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? * 19 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?
Yo estoy unido por siempre al Señor y soy un espíritu
con El.
1 CORINTIOS 6.17 17 Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él.
Yo soy un miembro del cuerpo de Cristo. 1 CORINTIOS 12.27 27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.
Yo soy una nueva persona. Mi pasado está perdonado y
todo es nuevo.
2 CORINTIOS 5.17 17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.
Yo estoy en paz con Dios. El me ha dado la tarea de
ayudar a que las demás personas encuentren su paz en El.
2 CORINTIOS 5.18-19 18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; 19 que Dios estaba en Cristo
reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.
Yo soy un hijo de Dios y uno con los otros de su
familia.
GALATAS 3.26,28 26 pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; * 28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.
Yo soy un hijo de Dios y recibiré la herencia que El
ha prometido.
GALATAS 4.6-7 6 Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre! 7 Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.
Yo soy un santo, una persona consagrada. EFESIOS 1.1 1 Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, a los santos y fieles en Cristo Jesús que están en Efeso:
Yo soy un santo, una persona consagrada. FILIPENSES 1.1  1 Pablo y Timoteo, siervos de Jesucristo, a todos los santos en Cristo Jesús que están en Filipos, con los obispos y diáconos:
Yo soy un santo, una persona consagrada. COLOSENSES 1.2 2 a los santos y fieles hermanos en Cristo que están en Colosas: Gracia y paz sean a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.
Yo soy ciudadano del cielo sentado allí ahora
mismo.
EFESIOS 2.6 6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,
Yo soy ciudadano del cielo sentado allí ahora
mismo.
FILIPENSES 3.20 20 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;
Yo soy hechura de Dios – Su manufactura – creado en
Cristo para hacer Su obra.
EFESIOS 2.20 20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo,
Yo soy ciudadano del cielo junto con toda la familia
de Dios.
EFESIOS 2.19 19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,
Yo soy prisionero de Cristo Jesús para poder ayudar a
otros.
EFESIOS 3.1; 4.1 1 Por esta causa yo Pablo, prisionero de Cristo Jesús por vosotros los gentiles; * 1 Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados,
Yo soy justo y santo. EFESIOS 4.24 24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.
Yo estoy escondido con Cristo en Dios. COLOSENSES 3.3 3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.
Yo soy una expresión de la vida de Cristo, porque El
es mi vida.
COLOSENSES 3.4 4 Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.
Yo soy escogido de Dios, santo y entrañablemente
amado.
COLOSENSES 3.12 12 Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia;
Yo soy escogido de Dios, santo y entrañablemente
amado.
1 TESALONICENSES 1.4 4 Porque conocemos, hermanos amados de Dios, vuestra elección;
Yo soy hijo de luz y no de tinieblas 1 TESALONICENSES 5.5 5 Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas.
Yo soy escogido para compartir el llamado celestial
de Dios.
HEBREOS 3.1 1 Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús;
Yo soy participante de Cristo; yo participo en Su
vida.
HEBREOS 3.14 14 Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio,
Yo soy una de las piedras vivas de Dios, y estoy
siendo edificado en Cristo como casa espiritual.
1 PEDRO 2.5 5 vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.
Yo soy un miembro de linaje escogido, del real
sacerdocio, de la nación santa, del pueblo adquirido por Dios.
1 PEDRO 2.9-10 9 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó
de las tinieblas a su luz admirable; 10 vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.
Yo soy solamente una visita en este mundo donde vivo
transitoriamente.
1 PEDRO 2.11 11 Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma,
Yo soy un enemigo del diablo. 1 PEDRO 5.8 8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;
Yo soy un hijo de Dios y seré como Cristo cuando El
vuelva.
1 JUAN 3.1-2 1 Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él. 2 Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él,
porque le veremos tal como él es.
Yo soy nacido de Dios – el diablo – no puede
tocarme.
1 JUAN 5.18 18 Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca.
Yo no soy el gran ” YO SOY” pero por la gracia de
Dios soy lo que soy.
EXODO 3.14 14 Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros.
Yo no soy el gran ” YO SOY” pero por la gracia de
Dios soy lo que soy.
JUAN 8.24,28,58 24 Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis. * 28 Les dijo, pues, Jesús: Cuando
hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces conoceréis que yo soy, y que nada hago por mí mismo, sino que según me enseñó el Padre, así hablo. * 58 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy.
Yo no soy el gran ” YO SOY” pero por la gracia de
Dios soy lo que soy.
1 CORINTIOS 15.10 10 Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo.
Desde que estoy en Cristo, por la gracia de Dios…
Ahora soy aceptado por Dios (justificado) y perdonado totalmente. Vivo en
paz con El.
ROMANOS 5.1 1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;
La persona pecadora que yo era murió con Cristo, y el pecado no gobierna más mi vida. ROMANOS 6.1-6

1 ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? 2 En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él? 3 ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? 4 Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.

5 Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; 6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.

Yo soy libre del castigo (condenación) que mi pecado merece. ROMANOS 8.1 1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
He sido situado en Cristo por la gracia de Dios. 1 CORINTIOS 1.30 30 Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención
He recibido el Espíritu Santo de Dios en mi vida, puedo reconocer las bendiciones que El me ha dado. 1 CORINTIOS 2.12 12 Y
nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que
proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha
concedido,
Me ha sido dada la mente de Cristo. El me dio su
sabiduría para hacer decisiones correctas.
1 CORINTIOS 2.16 16 Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.
He sido comprado por precio, y ya no de mí mismo;
pertenezco a Dios.
1 CORINTIOS 6.19-20 19 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 20 Porque
habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.
Soy posesión de Dios, elegido y seguro en El
(sellado). Me ha dado el Espíritu Santo como una promesa de mi herencia en el futuro.
2 CORINTIOS 1.21-22 21 Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió, es Dios, 22 el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones.
Soy posesión de Dios, elegido y seguro en El
(sellado). Me ha dado el Espíritu Santo como una promesa de mi herencia en
el futuro.
EFESIOS 1.13-14 13 En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el
Espíritu Santo de la promesa, 14 que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.
Desde que he muerto al pecado, ya no vivo para mí
sino para Cristo.
2 CORINTIOS 5.14-15 14 Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron; 15 y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.
He sido hecho aceptable a Dios (justo) 2 CORINTIOS 5.21 21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.
He sido crucificado con Cristo y ya no soy yo quien
vive, sino Cristo vive en mí. La vida que ahora vivo es la vida de
Cristo.
GALATAS 2.20 20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios,
el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.
He sido bendecido con cada bendición
espiritual.
EFESIOS 1.3 3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,
He sido escogido por Cristo para ser  santo
antes que el mundo fuera creado. Estoy sin manchas delante de
El.
EFESIOS 1.4 4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,
Fui elegido por Dios (predestinado) para ser adoptado
como hijo suyo.
EFESIOS 1.5 5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,
He sido sacado de la esclavitud del pecado (redimido)
y perdonado. He recibido su gracia generosa.
EFESIOS 1.7-8 7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, 8 que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,
He sido vivificado espiritualmente, al igual que
Cristo vive.
EFESIOS 2.5 5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),
He sido resucitado y sentado con Cristo en el
cielo.
EFESIOS 2.6 6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,
Tengo directo acceso a Dios a través del
Espíritu.
EFESIOS 2.18 18 porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.
Puedo acercarme a Dios con valor, libertad y
confianza.
EFESIOS 3.12 12 en quien tenemos seguridad y acceso con confianza por medio de la fe en él;
He sido rescatado de la potestad de las tinieblas de
Satanás y trasladado al reino de Cristo.
COLOSENSES 1.13 13 el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo,
Todos mis pecados han sido perdonados y me siento
libre. La deuda contra mí ha sido saldada.
COLOSENSES 1.14 14 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.
Cristo vive en mí. COLOSENSES 1.27 27 a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria,
Estoy firmemente arraigado en Cristo y ahora estoy
siendo restaurado por El.
COLOSENSES 2.7 7 arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias.
Estoy creciendo (completamente) en Cristo. COLOSENSES 2.10 10 y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.
Estoy limpio espiritualmente. Mis viejos pecados han
sido removidos.
COLOSENSES 2.11 11 En él también fuisteis circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo;
He sido enterrado, resucitado y revivido con
Cristo.
COLOSENSES 2.12-13 12 sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos. 13 Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los
pecados,
He muerto con Cristo y he sido resucitado con Cristo.
Mi vida está ahora escondida con Cristo en Dios. Cristo es ahora mi
vida.
COLOSENSES 3.1-4 1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. 2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. 3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. 4 Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.
Me ha sido dado espíritu de poder, amor y
autodominio.
2 TIMOTEO 1.7 7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.
He sido salvado y apartado (santificado) según los
planes de Dios.
2 TIMOTEO 1.9 9 quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos,
He sido salvado y apartado (santificado) según los
planes de Dios.
TITO 3.5 5 nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo
Porque estoy apartado (santificado) y uno con Cristo,
y El no se avergüenza de llamarme Su hermano o hermana.
HEBREOS 2.11 11 Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos,
Tengo derecho de acercarme confiadamente ante el
trono de Dios. El suplirá mis necesidades amorosa y
bondadosamente.
HEBREOS 4.16 16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.
Anterior Siguiente